PUBLICIDAD

Embarazo
Las emociones ante la infertilidad
La mente es capaz de alterar el equilibrio de nuestro organismo, por ello el estrés o los bloqueos mentales pueden dificultar el embarazo. Te damos soluciones alternativas para afrontar emocionalmente la infertilidad.
Escrito por Antonia González Fernández, Bióloga, Naturópata y Coach experta en fertilidad y Medicina Reproductiva

Soluciones alternativas frente a la infertilidad

Hoy en día, tanto en la Psicología como en la Medicina Alternativa se puede encontrar soluciones a cualquiera de los problemas emocionales que dificultan el embarazo, complementando así los huecos que deja la medicina tradicional. El futuro es la combinación de las tres disciplinas.

Estas son algunas de las técnicas alternativas que se utilizan para aumentar la fertilidad:

  • Naturopatía: esta disciplina mejora la calidad de vida y permite que el organismo se autorregule y se regenere por medios naturales. Ayuda a mejorar la fertilidad en la pareja a través de la hidroterapia, quiromasaje, reflexología podal, fitoterapia, oligoterapia, suplementos naturales, sales de Schüssler y mejoras en la dieta de ambos miembros de la pareja.
  • Constelaciones Familiares (Sistemas familiares): es un método terapéutico que sirve para desbloquear dinámicas familiares en las que estamos inmersos de manera inconsciente. Se trata de un método rápido que trabaja en lo profundo del paciente para encontrar el orden que permite que el amor pueda volver a fluir en nuestro sistema familiar de origen. Esta terapia se puede realizar en grupo o de manera individual, y suele dar resultados muy rápidamente.
  • Homeopatía: sistema curativo natural que trata de sanar aplicando, en dosis mínimas, las mismas sustancias que producirían síntomas iguales o parecidos a los que se trata de combatir. La homeopatía se puede utilizar frente a la infertilidad para tratar la baja calidad de los óvulos, mejorar y regular el ciclo menstrual, eliminar el síndrome premenstrual, aumentar la receptividad del útero para la implantación…
  • Terapia Gestalt: es una terapia humanista. Su principal objetivo es “el darse cuenta” de lo que nos sucede y de cómo nos afecta nuestro entorno. Es decir, ampliar la conciencia de uno mismo, con el fin de solucionar bloqueos emocionales que puedan impedir el embarazo. Este tipo de terapia se orienta hacia el tratamiento de dificultades concretas (en este caso la infertilidad), pero también, hacia la realización y el crecimiento personal.
  • Mindfulness: es una técnica mediante la cual la persona, con ayuda de la meditación, va entrenándose e implantando en su vida una forma de estar “aquí y ahora”. Reduciendo el estrés del día a día. Con el mindfulness conseguimos reducir drásticamente la ansiedad que genera la infertilidad, pero también los tratamientos de reproducción asistida. Y a su vez conseguimos que la pareja viva de otra forma la “no llegada” del bebé.
  • Acupuntura: es una técnica que consiste en la estimulación, por medio de agujas, de los puntos de energía de aquellos órganos que no funcionan correctamente. Gracias a la acupuntura podemos equilibrar el sistema hormonal en la mujer y en el hombre, haciendo mejorar la cantidad y calidad de los óvulos y los espermatozoides, y también aumentamos las probabilidades de implantación del embrión en el útero, ya que se mejora la calidad de la capa (endometrio) que va a albergar el embrión.

Actualizado: 31 de Julio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

8,6%
de los bebés que nacieron en España en 2015 fueron concebidos gracias a técnicas de reproducción asistida
'Fuente: 'Ministerio de Sanidad''

PUBLICIDAD