PUBLICIDAD

Embarazo
Pilates y yoga durante el embarazo
Practicar yoga o Pilates durante la gestación te ayudará a estar en forma y a aliviar ciertas molestias típicas del embarazo. Además, sobre todo el yoga, será un gran aliado para encontrarte mejor mental y emocionalmente.
Escrito por Amparo Luque, Periodista experta en embarazo e infancia

Beneficios del yoga en el embarazo

Optar por el yoga durante el embarazo nos aportará numerosos beneficios y bastante alivio de muchos de los síntomas típicos de esta etapa. De hecho, al ser una actividad de baja intensidad (incluso un poco más que el método Pilates), es uno de los ejercicios especialmente recomendados para las embarazadas, desde el comienzo de la gestación hasta el parto. Gracias al fortalecimiento de los músculos y de las emociones, la mujer se encontrará mucho mejor. Éstos son los beneficios más destacados:

  • Previene o alivia en gran medida síntomas como los vómitos y las náuseas matutinas, la hinchazón, los dolores de cabeza, e incluso la diarrea.
  • Las posturas o asanas favorecen la higiene postural, lo que ayuda a enfrentar problemas que pueden surgir como la hiperlordosis (incremento en la curvatura de la columna vertebral).
  • Fortalece los músculos. “Es interesante destacar lo beneficioso del trabajo isométrico de la musculatura estabilizadora que realiza el yoga en las embarazadas. Normalmente esta musculatura está debilitada en la mayoría de las personas, siendo causa de lesiones y dolores que invalidan en las actividades diarias”, destaca Lourdes Vidal, formadora, profesora de yoga y fundadora de Oyoga Sevilla.
  • Trabaja la apertura de zonas del cuerpo como el pecho y la pelvis. Así, “el feto consigue mayor espacio dentro de la madre, lo que facilitará el crecimiento durante el embarazo, y sus movimientos. Además, la mujer podrá estar más cómoda conforme avanza la gestación”, explica la experta.
  • Elimina tensiones musculares. “Cambios físicos como el aumento del pecho pueden producir tensión en el cuello y en los hombros, que se incrementa si la cintura escapular está debilitada, hecho que ocurre a menudo debido a nuestro sedentarismo o a incorrectos hábitos posturales. Esta tensión se eliminará con los estiramientos y la consciencia de la higiene postural.” señala Lourdes Vidal.
  • Mejora la elasticidad.
  • Ayuda a mantener en forma el suelo pélvico que, como advierte la profesora Vidal: “tiende a relajarse por el efecto de la relaxina que segrega el cuerpo de la embarazada, y tiene que soportar ahora el peso del útero, además de las vísceras y órganos genitales”.
  • Gracias a los ejercicios de respiración se alivia la fatiga y se eliminan toxinas.
  • Nos ayuda a centrar la mente y a eliminar miedos.

Actualizado: 22 de Diciembre de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Especial informativo

 
Especial Semana a Semana
 

Embarazo semana a semana

Guía de salud de la embarazada

Escrito por:

Amparo Luque

Periodista experta en embarazo e infancia
Amparo Luque

PUBLICIDAD

Salud en cifras

8,6%
de los bebés que nacieron en España en 2015 fueron concebidos gracias a técnicas de reproducción asistida
'Fuente: 'Ministerio de Sanidad''

PUBLICIDAD