PUBLICIDAD

Embarazo
Pilates y yoga durante el embarazo
Practicar yoga o Pilates durante la gestación te ayudará a estar en forma y a aliviar ciertas molestias típicas del embarazo. Además, sobre todo el yoga, será un gran aliado para encontrarte mejor mental y emocionalmente.
Escrito por Amparo Luque, Periodista experta en embarazo e infancia

Pilates prenatal en el embarazo

Con casi 100 años de recorrido, el método Pilates se ha convertido en uno de los sistemas de entrenamiento físico más exitosos. Basándose en el control del movimiento, propone ejercicios suaves y fluidos que mejoran la condición física, trabajando la tonificación de todos los grupos musculares. Además, es una fuente de bienestar mental.

Practicar este tipo de ejercicios relativamente suaves durante el embarazo es muy recomendable. Es el denominado Pilates prenatal, que se adapta a cada fase de la gestación y “se centra en la estabilización de la zona abdominal, lumbar y pélvica, tan importantes durante esta etapa. A través de los ejercicios conseguimos una mayor flexibilización de las articulaciones, manteniendo la forma física y disminuyendo los síntomas de rigidez articular tan comunes a lo largo de la gestación”, señala Paula García Angüís, especialista en el método Pilates prenatal y posnatal.

Además, la respiración y la relajación son componentes que se trabajan constantemente en cada ejercicio, y luego serán esenciales de cara a afrontar el parto. “Gracias al método Pilates tendremos un embarazo de lo más saludable y llegaremos al día del alumbramiento con una buena forma física y un buen entrenamiento respiratorio”, apunta la responsable de fisioterapia de la clínica alicantina Maternum.

Por todo ello, es bueno que las futuras mamás se animen a hacer estos ejercicios. Pero, ¿cuándo es recomendable comenzar con el Pilates si estamos encintas? Según la experta: “aconsejamos que se empiece una vez iniciado el segundo trimestre, ya que es cuando los cambios fisiológicos y posturales (aumento de peso, dolores de espalda, retención de líquidos…) comienzan a hacerse más evidentes. Se puede empezar en el primer trimestre, siempre y cuando sea una gestación sin riesgos de ningún tipo”.

Paula García Angüís explica cómo se trabaja con el método Pilates en cada etapa del embarazo:

  • Primer trimestre: nos basamos en la enseñanza de la respiración, la coordinación de movimientos y la flexibilización de las articulaciones, centrándonos sobre todo en columna y pelvis.
  • Segundo trimestre: la respiración y la relajación ya han quedado instauradas, con lo que nos dedicamos a tonificar todos los grupos musculares, teniendo más en cuenta los cambios fisiológicos y ergonómicos que ya se están produciendo, es decir, que nos centraremos en trabajar la estabilidad pélvica (la tonificación de la musculatura del suelo pélvico) y, del mismo modo, en piernas, brazos y espalda.
  • Último trimestre: ahora toman protagonismo todas aquellas estructuras, grupos musculares y articulaciones, que van a estar directamente relacionadas con el parto: pelvis, musculatura pélvica, espalda, caderas y piernas.

Actualizado: 18 de Octubre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Especial informativo

 
Especial Semana a Semana
 

Embarazo semana a semana

Guía de salud de la embarazada

Escrito por:

Amparo Luque

Periodista experta en embarazo e infancia
Amparo Luque

PUBLICIDAD

Salud en cifras

8,6%
de los bebés que nacieron en España en 2015 fueron concebidos gracias a técnicas de reproducción asistida
'Fuente: 'Ministerio de Sanidad''

PUBLICIDAD