PUBLICIDAD

Embarazo
Cuidado del cabello durante el embarazo
Para estar guapa durante el embarazo es importante lucir un pelo bonito. Conoce cómo afecta la gestación a tu cabello, qué hacer para mantenerlo sano, y qué tratamientos capilares es mejor evitar en esta etapa.
Escrito por Eva Salabert, Periodista experta en salud

Tratamientos capilares a evitar durante el embarazo

A las mujeres les suelen surgir dudas acerca de si pueden continuar tiñéndose el pelo o qué productos no son convenientes o pueden incluso resultar peligrosos en su estado. A continuación te decimos qué tratamientos capilares es mejor evitar durante el embarazo:

Los tratamientos anticaída pueden contener sustancias que podrían ser perjudiciales para el feto, por lo que siempre debes consultar con tu médico si puedes utilizarlos, o suspender su uso hasta después del parto o hasta finalizar la lactancia.

Los tintes. La mayoría de los ginecólogos aconsejan no teñir el pelo durante el primer trimestre del embarazo porque el amoniaco presente en este producto puede afectar al desarrollo del feto. En la actualidad muchos tintes han disminuido significativamente el contenido de amoniaco, y "a las embarazadas se les debe hacer siempre una prueba de alergia previa para comprobar si han desarrollado algún tipo de intolerancia con el cambio hormonal", explica Beatriz Guerrero, directora del Centro de Belleza Ángela Navarro, pero para estar seguros de su inocuidad, lo mejor es que recurras a tintes naturales, de origen vegetal, que no contengan oxidantes ni amoniaco, o también puedes colorear las canas con henna.

Permanentes, decoloraciones, alisados… También es mejor evitarlos, porque las sustancias químicas que se usan en estos tratamientos podrían perjudicar al feto, y no hay estudios científicos al respecto ni a favor ni en contra pero, ante la duda, es mejor posponer un cambio de imagen.

Las mechas. Esta forma de coloración sí está permitida, porque al aplicarlas no es necesario impregnar el cuero cabelludo, por lo que el tinte no entra en contacto con la piel, aunque es recomendable que la embarazada use una mascarilla para evitar inhalar vapores químicos. Si tu cabello se ha vuelto más seco durante la gestación, debes tener en cuenta que las mechas lo pueden resecar aún más.

Para el lavado y cuidado del cabello fíjate en las etiquetas de los champús y acondicionadores y escoge productos libres de parafinas, ftalatos –presentes en lacas para el pelo–, parabenes o siliconas. Mejor si empleas productos de cosmética natural.

Actualizado: 8 de Septiembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Especial informativo

 
Especial Semana a Semana
 

Embarazo semana a semana

Guía de salud de la embarazada

PUBLICIDAD

Salud en cifras

8
de cada mil niños y jóvenes sufren trastorno del espectro alcohólico fetal
'Fuente: 'Instituto de Investigación sobre Políticas de Salud Mental del Centro de Adicción y Salud Mental de Toronto, Canadá''

PUBLICIDAD