PUBLICIDAD

Salud al día
Endometriosis
Se estima que entre el 25 y el 50% de las mujeres infértiles sufren endometriosis, una afección que puede tardar varios años en diagnosticarse, y para la que existen diversas opciones terapéuticas.
Escrito por Silvia Chacón Alves, Licenciada en Medicina por la Universidad de Alcalá de Henares
Revisado por Dr. José Antonio Nuevo González, Especialista en Medicina Interna. Servicio de Urgencias del Hospital Gregorio Marañón de Madrid

Diagnóstico de la endometriosis

Diagnóstico de la endometriosis

El diagnóstico de endometriosis se basa en síntomas y exploración física de la paciente, y pruebas como la ecografía, resonancia o laparoscopia.

La endometriosis se puede sospechar a raíz de la clínica antes descrita. Todo ello se detectará fundamentalmente mediante una exploración física: con la palpación bimanual (técnica en la que se exploran el útero y los ovarios con una mano en la tripa y la otra en la vagina) se puede demostrar dolor, la presencia de una masa a nivel del ovario, rugosidad de los ligamentos del sacro, fijación uterina, etcétera.

Pruebas complementarias

  • La ecografía sirve sobre todo para ver en los ovarios la formación quística.
  • La resonancia magnética nuclear se empleará en los casos de endometriosis profunda y con afectación del recto.
  • Laparoscopia: es la prueba que dará el diagnóstico definitivo de endometriosis. Esta técnica permite ver el interior del abdomen a través de un par de orificios, observar las lesiones directamente, y coger muestras para analizarlas con el microscopio. Además, a la vez se puede proceder a la extirpación quirúrgica de las lesiones.

Según las lesiones que se visualizan y su extensión, se dará una puntuación determinada, que permite clasificar la endometriosis en cuatro estadios:

  • Estadio I: afectación mínima, lesiones aisladas.
  • Estadio II: afectación leve, lesiones superficiales.
  • Estadio III: afectación moderada, lesiones múltiples e infiltrativas.
  • Estadio IV: afectación severa, lesiones profundas con afectación de órganos y estructuras adyacentes.

Según estos estadios existe una clara relación con la infertilidad, asumiendo mayor tasa para el estadio IV y menor para el estadio I.

Pronóstico de la endometriosis

Se trata de una enfermedad benigna pero progresiva. Además puede recurrir, es decir, reaparecer una vez extirpada (se calcula que al año recurre en un 5-20% de los casos).

La evolución de la endometriosis no es bien conocida, aunque suele disminuir o desaparecer en la gestación y menopausia. La progresión de las lesiones a lo largo de los años es variable, pudiendo permanecer en la misma densidad, o progresar o extenderse a otros tejidos. 

La progresión de la endometriosis profunda es menos probable, ya que los síntomas van a provocar una intervención quirúrgica en la mayoría de los casos. 

Como complicaciones posibles que pueden surgir durante la enfermedad destacan: la rotura del endometrioma, la infección y la malignización, convirtiéndose en una enfermedad neoplásica (esto ocurre en el 0,7% y suele ser en mujeres con más de 40 años).

Actualizado: 1 de Agosto de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

10%
de la población española sufre dermatitis atópica
'Fuente: 'XII Congreso Mundial de Dermatología Pediátrica y la Asociación Española de Pacientes y Familiares de Dermatitis Atópica’'

PUBLICIDAD