PUBLICIDAD

Salud al día
Endometriosis
Se estima que entre el 25 y el 50% de las mujeres infértiles sufren endometriosis, una afección que puede tardar varios años en diagnosticarse, y para la que existen diversas opciones terapéuticas.
Escrito por Silvia Chacón Alves, Licenciada en Medicina por la Universidad de Alcalá de Henares
Revisado por Dr. José Antonio Nuevo González, Especialista en Medicina Interna. Servicio de Urgencias del Hospital Gregorio Marañón de Madrid

Tipos de endometriosis

Tipos de endometriosis

Existen tres tipos de endometriosis, en función de cómo se manifieste y dónde se localice.

Si atendemos a su forma y lugar de presentación, actualmente se distinguen tres formas o tipos de endometriosis:

  • La endometriosis peritoneal o superficial, donde los implantes de tejido endometrial asientan en la zona más superficial de los ovarios y en la zona del peritoneo superficial, mostrándose como lesiones rojizas y formando pequeñas cicatrices con el tiempo.
  • La endometriosis ovárica, donde se aprecian pequeños quistes en estos, con aspecto achocolatado, por lo que se conocen como quistes de chocolate. A veces forman adherencias con los tejidos adyacentes como las trompas o el peritoneo.
  • La endometriosis profunda, que es la forma más grave y que puede acarrear consecuencias graves para la mujer. Suelen formarse pequeños nódulos de endometrio en capas más profundas del peritoneo y de toda la cavidad pélvica, así como infiltrar el riñón, ureter, vejiga, etcétera.

Factores de riesgo de endometriosis

Se estima que esta enfermedad afecta aproximadamente al 10% de las mujeres, siendo más frecuente entre los 30-40 años, y en mujeres con un alto nivel socioeconómico.

Hay distintas teorías sobre el mecanismo de producción de la endometriosis, pero lo cierto es que todavía no está claro el origen de la implantación de tejido endometrial fuera del útero. Lo que sí se sabe es que hay una serie de factores de riesgo que se relacionan con su presencia:

  • Edad fértil.
  • Factores hormonales: ciclos cortos (menos de 27 días), con sangrado menstrual abundante (más de siete días). También la edad precoz de la primera regla (menarquia precoz).
  • Intervenciones quirúrgicas previas sobre el útero.
  • Presencia de alteraciones anatómicas en el tracto genital.

Igualmente se sabe que existen algunos factores que disminuyen el riesgo de su aparición:

  • Consumo de tabaco (ya que disminuye el estradiol).
  • Realizar ejercicio durante más de siete horas semanales.
  • Tomar anticonceptivos orales.
  •  Factores genéticos: la asociación familiar es un hecho probado, así como la afectación de gemelas, aunque no se han identificado todavía los genes concretos.

Actualizado: 23 de Noviembre de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

Tres
millones de personas en España padecen dolor neuropático
'Fuente: 'Sociedad Española de Neurología''

PUBLICIDAD