PUBLICIDAD

Entrevistas de Ejercicio y deporte
Alexandra Panayotou

Alexandra Panayotou

Ultrafondista y guía motivacional, autora de 'La sonrisa del ultrafondo'
“Es bueno, tanto a nivel deportivo como a nivel mental, desafiar a alguien que tiene de todo ya. Es bueno ponerse retos y metas para crecer”

Entrevista Alexandra Panayotou, ultrafondista y guía motivacional.

Alexandra Panayotou es una atleta de resistencia que, aun habiendo empezado tarde en el mundo del deporte, con 30 años, puede presumir de haber alcanzado un segundo puesto en la Maratón de Barcelona y una cuarta plaza en la exigente Maratón de Atenas. Pero, más allá de las medallas, esta supermujer griega afincada en Barcelona destaca sobre todo por no haber abandonado ninguno de los 13 desafíos de ultrafondo que ha emprendido en su carrera. Gracias a su formación (estudió psicología y filosofía), a sus experiencias corriendo y a su fortaleza mental ha consolidado una forma de pensar muy positiva que quiere compartir con los demás, por ello, ahora se dedica a dar charlas motivacionales a ejecutivos de grandes multinacionales y ayuda a otros haciendo de guía durante su desarrollo personal. Entre sus hazañas más destacadas se encuentra la de correr 400 kilómetros sin parar (tan solo durmiendo 5 horas), la de convertirse en la primera mujer que corre desde Barcelona hasta Santiago de Compostela –1.208 kilómetros durante 21 días–, o la de recorrer 2.010 kilómetros en un mes, reto que le daría pie a escribir su libro La sonrisa del ultrafondo (Comtrix press).

“Llegué a mi primera maratón sin estar preparada, no sabía nada, no tenía ni zapatillas adecuadas. Acabé la carrera en segunda posición. Entonces empecé a pensar que si había podido hacer esto en ese estado, debía poder hacer mucho más”

Comenzaste a correr con 30 años, una edad algo tardía para ser atleta, y en cuatro años ya competías con la élite. ¿Cómo y por qué decidiste hacerlo?

Al principio fue completamente por casualidad. Me había apuntado al gimnasio y un día descubrí la cinta de correr. Me subí en ella y empecé a trotar. Un día allí en la cinta charlando con el propietario del gimnasio pensé que cuando tenía 12 años mi sueño era correr una maratón. El propietario, y es ésta la casualidad, había corrido la maratón de Atenas y le dije que me preparase para la siguiente edición. Esto fue en julio y la maratón empezaba a principios de noviembre. Un poquito después de empezar a correr ya había dicho que iba a correr la maratón y no sabía ni cuantos kilómetros eran. Mi profesor de aeróbic me propuso visitar su pueblo al norte de Grecia y hacer una carrera allí, para “mojar mis pies”. No sabía que esa frase significaba una maratón de montaña. Llegué allí sin estar preparada, no sabía nada, no tenía ni zapatillas adecuadas, no tenía ni la ropa de deporte. Acabé la carrera en segunda posición. Entonces empecé a pensar que si he podido hacer esto en mi estado, debía poder hacer mucho más.

¿Siempre has tenido una actitud tan positiva ante la vida?

No, la verdad es que yo era el ejemplo de una persona con actitud negativa, durante gran parte de mi infancia y durante mi juventud. Esta actitud positiva la he desarrollado poquito a poco durante los últimos 13 años y en especial en los últimos 10 años. He cambiado de ser pesimista y negativa a ser alguien completamente positiva. Fue muy tarde cuando empecé a darme cuenta de que estaba haciendo ese cambio, al comienzo fue de forma bastante inconsciente, entonces no tenía ayuda para salir del agujero donde estaba. Una de las cosas que sí me llevó a poder cambiar mi actitud fue que descubrí que tenía un don para correr, al encontrar mi camino, da igual si es tarde o temprano, me dio fuerza y empecé a ver que era capaz de hacer cosas. Cada objetivo que conseguía me ayudaba a seguir cambiando poco a poco. La verdad es que ya estaba completamente metida en los desafíos solidarios en 2008. Y fue en 2010 cuando empecé a ser consciente de las cosas y de los cambios que estaba realizando.

Tus desafíos se caracterizan por correr durante horas y horas. ¿Qué piensas mientras estás corriendo?

Pienso en muchas cosas, depende si estoy corriendo un reto o si estoy preparándome para uno. Para el desafío me centro mucho en el objetivo que tengo, pero eso sólo funciona para una parte del camino, también desarrollo mis proyectos profesionales, pienso en la gente de mi vida, toda mi creatividad sale cuando estoy corriendo. También escucho música, me encanta y me hace poder volar.

“Cuando podemos compartir la vida, compartir tanto los éxitos como los momentos difíciles, todo mejora. Las cosas negativas se hacen más fáciles y las cosas positivas se celebran mucho más”

¿Es vital que alguien te espere en la meta cuando corres?

Para mí no es vital que alguien me espere en la meta, pero esto hace que el placer de conseguir el objetivo se multiplique. No es vital porque he hecho cosas completamente sola, pero cuando podemos compartir la vida, compartir tanto los éxitos como los momentos difíciles, todo mejora. Las cosas negativas se hacen más fáciles y las cosas positivas se celebran mucho más.

Para ti los datos y los tiempos son sólo números, tú no compites contra otros.

Antes sí que competía, empecé con competiciones. Ha sido últimamente, cuando empecé a hacer los retos solidarios. Yo no sabía que no iba a seguir compitiendo. Empecé como todos, con carreras, pero comencé a darme cuenta, mientras desarrollaba mi carácter y mi actitud, de que la competición no era tan importante. Después, pensándolo más profundamente vi que a veces la competición también puede ser negativa.

“Es bueno, tanto a nivel deportivo como a nivel mental, desafiar a alguien que tiene de todo ya. Es bueno ponerse retos y metas para crecer”

¿Puede ser que compitas contra ti misma?

Competir contra mí misma no, creo que estaba más bien buscando inconscientemente desarrollarme, y a veces tenemos que enfrentarnos a esta prueba y es bueno, tanto a nivel deportivo como a nivel mental, desafiar a alguien que tiene de todo ya. Es bueno ponerse retos y metas para crecer.

La importancia de encontrar una motivación

Ahora, después de dejar a un lado los retos, te dedicas a dar conferencias motivacionales y trabajas con ejecutivos de grandes empresas multinacionales. ¿Crees que hoy en día falta motivación?

Absolutamente sí, falta mucha motivación, me lo encuentro cada día no sólo en mi trabajo como conferenciante sino también en mi trabajo de ayuda al desarrollo personal, falta mucha motivación, falta autoestima, a la gente le falta encontrar su camino, existe un gran vacío en mucha gente hoy en día.

“Recomiendo que la gente comience a creer en su propia voz y en sí mismos, que empiecen a buscar su camino, porque hay mucha gente que por muchas razones han elegido caminos que realmente no son los suyos”

A esa gente que no encuentra su camino. ¿Qué consejo le darías?

Lo primero es hacer un autoanálisis muy profundo y muy honesto, y empezar a buscar la motivación que les falta. Recomiendo que la gente comience a creer en su propia voz y en sí mismos como personas, que empiecen a buscar su camino, porque hay mucha gente que por muchas razones han elegido caminos que realmente no son los suyos. Y al final llegará un momento en el que no entiendan nada.

Una de tus frases más repetida es “No puedes evitar tener miedo, pero sí puedes superarlo”. ¿A qué tiene miedo Alex?

Ahora he dejado mis retos, eso me daba mucho miedo. Hoy en día intento no pensar en cosas negativas, tengo miedo a lo normal, miedo a perder a la gente que quiero y no es tanto miedo pero sé que es una cosa que tendré que afrontar en algún momento en la vida. En general no me dejo tener miedo, lo supero. Si que, por ejemplo, tengo vértigo, pero eso es más una fobia que un miedo. Para hacer frente a un miedo hay que fijarse y centrarse en él y cuando un pensamiento negativo o sobre algo que da miedo entre en tu cabeza hay que girar la atención y no centrarse en eso. En general no tengo miedo, he hecho puenting y bosque vertical para enseñarme a mí misma que soy capaz de hacerlo.

Eres vegetariana, muchos piensan que al tener este tipo de alimentación se es más débil. ¿Cómo logras tener tanta energía?

Es un gran error pensar que la gente que no come carne es más débil. Lo importante cuando eliges una dieta más limpia o más sana, es comer variado y no simplemente pensar en buscar una alternativa a lo que no puedes comer, por ejemplo, un bistec, y por tanto compro un bistec de tofu. Lo importante es buscar una comida que se disfrute, siendo equilibrada. En mi caso como muchas legumbres, frutos secos, mucha fruta y verdura, bastantes semillas, todo muy variado.

Estás escribiendo tu segundo libro, “Pequeños Pasos Hacia la Excelencia”. ¿Puedes adelantarnos algo de él?

Pues ahora mismo estoy eligiendo de qué trata el libro entre uno o dos temas. Este libro puede ser una colección de mis frases más llamativas y después las lecciones que he aprendido, pero también podría lanzar un libro más dedicado hacia mis experiencias, no solo deportivas, sino también a mis experiencias vitales y las maneras con las que he podido cambiar mi vida.

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Salud en cifras

82%
de las personas que practican deporte lo hace para cuidar su salud
'Fuente: 'Estudio El practicant esportiu 2016 de Indescat''

PUBLICIDAD