PUBLICIDAD

Entrevistas de Embarazo
Dra. Victoria González Villafáñez. Ginecóloga de la clínica Ginefiv

Dra. Victoria González Villafáñez

Ginecóloga de la clínica Ginefiv, y especialista en reproducción asistida
“La ICSI, una variante más sofisticada de la fecundación in vitro, asegura la fertilización de los óvulos en un 70-75% de los casos, y el riesgo de complicación es muy bajo”

La ginecóloga Victoria González Villafáñez es especialista en reproducción asistidade la clínica Ginefiv.

Gracias a las técnicas de reproducción asistida son muchas las personas que ven cumplido su sueño de ser padres. Una vez que el especialista ha detectado el origen del problema, se elige el método más adecuado para conseguir el embarazo. La Dra. Victoria González Villafáñez, ginecóloga de la clínica Ginefiv, y especialista en reproducción asistida, nos habla de las nuevas técnicas que se han desarrollado en los últimos años, y que hacen más rápida y sencilla la fecundación, son capaces de determinar qué espermatozoides son los más sanos y apropiados, y disminuyen los riesgos asociados a estos tratamientos, como el síndrome de hiperestimulación ovárica o el embarazo múltiple.

Muchas parejas obsesionadas con la idea de tener un bebé no lo consiguen y, sin embargo, cuando se relajan o surgen otros problemas que centran su atención, la mujer se queda embarazada. En el caso de la reproducción asistida, ¿influye el estado de ánimo de la mujer en el éxito del procedimiento?

Posiblemente el estado de ansiedad y estrés que crea la infertilidad influya algo en los resultados, aunque no esté demostrado científicamente. De hecho, en verano, cuando la paciente se toma un descanso entre tratamiento y tratamiento, deja de trabajar y se va de vacaciones hay un número considerable de pacientes que se quedan embarazadas espontáneamente sin tratamiento, y eso es porque están más relajadas.

¿Cuáles son las técnicas más empleadas habitualmente para conseguir un embarazo?

En este momento la técnica de reproducción asistida más frecuente es la Fecundación in vitro- Microinyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI).

La ICSI es una variante más sofisticada de la fecundación in vitro, en la que se procede a inyectar un único espermatozoide en el óvulo. El tratamiento es el mismo que en la fecundación in vitro, pero con la única variante de que el proceso de laboratorio es más complejo y necesita una tecnología más sofisticada.

Está especialmente indicada en la esterilidad de origen masculino en cualquier hombre, excepto en aquellos que sean azoospérmicos (ausencia total de espermatozoides).

Además, esta técnica asegura la fertilización de los óvulos en un 70-75% de los casos. Asimismo, el riesgo de complicación es muy bajo, ya que no se utiliza anestesia general. Únicamente es probable que la mujer produzca un número excesivo de óvulos (síndrome de hiperestimulación ovárica) o que el embarazo sea múltiple.

La Microinyección Espermática Intracitoplasmática (ICSI) consiste en inyectar un único espermatozoide en el óvulo, pero previamente se induce la hiperestimulación ovárica a la mujer ¿por qué es necesario fertilizar varios óvulos para conseguir el embarazo si de forma natural el embarazo es fruto de la fertilización de un único óvulo?

Con la estimulación ovárica se optimiza al máximo el ciclo de FIV-ICSI, ya que, si no se realizara, la mayoría de los tratamientos acabarían sin transferencia de embriones. En un ciclo con un sólo óvulo, podría ocurrir que este no saliera, o saliera y no estuviera bien para microinyectar, o no se fertilizara, o no evolucionara. Por lo tanto, demasiadas veces se cancelaría el ciclo.

Dudas sobre la donación de óvulos

¿Qué requisitos debe cumplir una donante de óvulos? ¿Cómo se realiza la donación de óvulos?

Las donantes de óvulos deben someterse a controles para descartar enfermedades congénitas, malformaciones y enfermedades de transmisión sexual. Además, deben darse unas condiciones mínimas para poder donar óvulos como: tener una edad comprendida entre los 18 y los 35 años, haber mantenido relaciones sexuales, no tener antecedentes de enfermedades hereditarias graves, no haber tenido antecedentes de patologías ginecológicas, y no ser portadora de enfermedades de transmisión sexual.

La donación de óvulos es, para muchas mujeres, un acto solidario que ayuda a otras a ser madres. Es habitual que muchas donantes repitan la donación pasados unos meses

La donación de óvulos consiste en una estimulación de la ovulación con inyecciones diarias durante 10-12 días y posterior extracción de los óvulos, que se realiza en quirófano bajo sedación. Es totalmente anónima y es, para muchas mujeres, un acto solidario que ayuda a otras a ser madres. De hecho, es habitual que muchas donantes repitan la donación pasados unos meses.

Cada vez es más frecuente que las mujeres retrasen la maternidad. ¿Se pueden extraer óvulos de una mujer joven y conservarlos, con el objeto de que los utilice si desea ser madre a partir de una edad en que la calidad de los ovocitos disminuye?

Sí, se puede realizar una preservación de la fertilidad, es decir, vitrificar los óvulos en edad fértil, máximo 37-38 años (óptimo con 33-35 años), y siempre por debajo de los 40 años. Estas mujeres que deciden congelar sus óvulos en su época más fértil, ya sea en solitario o bien con pareja, para la llegada del primer hijo, deben someterse a una estimulación de la ovulación, una extracción mediante punción ovárica, y posteriormente se criopreservan con la vitrificación. Con esta técnica se congelan los óvulos jóvenes de forma muy rápida (23.000º por minuto), de manera que el agua se vuelve tan viscosa que no forma cristales que dañen el óvulo. Estos óvulos se pueden descongelar en el momento y transferirlos el día que la mujer decida ser madre.

¿Puede tener un bebé una mujer tras la menopausia utilizando el óvulo de una donante?

Sí, por supuesto; sus ovarios no funcionan, pero su útero está bien, y con tratamiento hormonal sustitutivo se le puede preparar para albergar un embrión y dar lugar a una gestación.

En estos casos no son efectivos los tratamientos de estimulación de la ovulación, por lo que la mejor opción para lograr un embarazo es la donación de óvulos. La donación de óvulos es una técnica dirigida a aquellas parejas cuyo problema de esterilidad puede solucionarse sustituyendo los gametos propios por los de una donante joven, sana y fértil, que cede sus óvulos de forma altruista y anónima. Un procedimiento sencillo que permite conseguir el embarazo en un 57% por cada transferencia embrionaria, e incluso llega al 94% tras haber realizado cuatro ciclos. De esta forma, se practicaría la fecundación in vitro con los óvulos de una donante y el semen de la pareja.

La fecundación in vitro permite congelar y guardar los embriones sobrantes. De esta forma, pueden ser utilizados más adelante si el procedimiento no funciona a la primera o la pareja desea tener otro hijo. ¿Durante cuánto tiempo se guardan los embriones? ¿Podrían ser utilizados por uno de los miembros de la pareja en el caso de que el otro falleciera?

El tiempo que pueden estar los embriones criopreservados es mientras dure la fertilidad en la mujer, es decir, mientras se pueda quedar embarazada, aproximadamente hasta los 50 años; la calidad de los embriones no empeora con el tiempo. La pareja debe firmar en el consentimiento informado si se los cede al otro en caso de fallecimiento, siempre sólo en el año siguiente a dicho suceso.

El tiempo que pueden estar los embriones criopreservados es mientras dure la fertilidad en la mujer, aproximadamente hasta los 50 años; la calidad de los embriones no empeora con el tiempo

Cuando el problema está en el semen

Los expertos dicen que, en realidad, muy pocos hombres son aptos para ser donantes de semen, ¿a qué se debe?

La calidad del semen no siempre es tan excelente como para ser donante, debe de cumplir unos requisitos de cantidad y calidad suficientes para ser apto. Así, el donante debe tener una alta calidad espermática caracterizada por: tener una concentración de espermatozoides por mililitro superior a 50 millones; con un avance, de al menos un 50% de los mismos, de forma recta y rápida; un volumen de eyaculado superior a 2 mililitros, y una morfología del espermatozoide adecuada que, según los criterios de la Organización Mundial de la Salud (OMS), debe ser simétrico, liso, oval, con la cola recta, el núcleo fijo y de color transparente.

El estrés, los horarios prolongados de trabajo, la contaminación ambiental, la exposición al calor, los aditivos alimenticios, el alcohol, el tabaco, e incluso el uso de ropa interior ajustada son sólo algunos factores que debilitan la calidad espermática

Sin embargo, la calidad del semen ha decaído en los últimos años debido, en gran medida, al ajetreado ritmo de vida. El estrés, los horarios prolongados de trabajo, la contaminación ambiental, la exposición al calor, los aditivos alimenticios, el alcohol, el tabaco, e incluso el uso de ropa interior ajustada, son sólo algunos factores que debilitan la calidad espermática.

El esperma del donante debe proceder de una persona sana y con excelente calidad espermática; por eso lo primero que se hace es realizar un seminograma (análisis del esperma) para comprobar que la muestra es de buena calidad. Después, se realiza un estudio más completo sobre antecedentes familiares, analíticas de sangre para confirmar que no tienen ninguna enfermedad, y un test psicológico. Si todas estas pruebas están bien, el hombre puede empezar a donar durante unos seis meses aproximadamente. Si después de este periodo desea volver a hacerlo, se debe repetir la analítica.

Cuando se emplean los óvulos o los espermatozoides de un donante, el bebé también heredará las características genéticas de la persona que los haya aportado. ¿La pareja que precisa esa donación recibe información sobre las características del donante y puede elegir, o no tiene esa opción?

La donación en España es anónima, no debería de poder elegir, pero sí decir ciertas preferencias; así, se le puede informar del color de pelo, ojos, talla y grupo sanguíneo de los donantes.

¿En qué consiste el diagnóstico genético preimplantacional? ¿En qué casos está indicado emplear esta técnica? ¿Se puede utilizar para elegir el sexo del bebé?

El DGP o diagnóstico preimplantacional consiste en hacer un estudio genético a los embriones antes de transferirlos al útero. Está indicado cuando los progenitores sean portadores de alguna enfermedad severa que se pueda detectar en los embriones, o si tienen el cariotipo (estudio de los 23 pares de cromosomas en sangre) alterado alguno de los dos.

Recientemente también podría estar indicado si el FISH (hibridación in situ fluorescente) en espermatozoides –una técnica que permite determinar si la dotación genética de los espermatozoides contiene algún error– es patológico. Este es un estudio de varios cromosomas en los espermatozoides. Según la ley española, no se puede simplemente utilizar para elegir el sexo del bebé.

¿Cuáles son los avances más importantes que se han producido en los últimos diez años en reproducción asistida?

La técnica de la vitrificación respecto a la congelación lenta que se hacía anteriormente ha permitido que la supervivencia y la posibilidad de gestación con los embriones vitrificados se duplique. Esta misma técnica se puede aplicar a los ovocitos, lo que nos permitirá, en un futuro, tener menos embriones congelados y más ovocitos.

Los programas de recepción de ovocitos han mejorado sustancialmente, con lo cual hay una tasa de gestación por transferencia por encima del 50%.

El control de la estimulación ovárica actualmente es mucho más exhaustivo, y se puede controlar y detectar mucho mejor el temido síndrome de hiperestimulación ovárica

Por otro lado, el diagnóstico preimplantacional tiene su lugar y ha mejorado enormemente la técnica en estos últimos años.

Por último el control de la estimulación ovárica actualmente es mucho más exhaustivo, con un arsenal de medicamentos disponibles que nos ayudan a mejorar los resultados, y, lo que es muy importante, a controlar y detectar mucho mejor el temido síndrome de hiperestimulación ovárica.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Salud en cifras

8,6%
de los bebés que nacieron en España en 2015 fueron concebidos gracias a técnicas de reproducción asistida
'Fuente: 'Ministerio de Sanidad''

PUBLICIDAD