PUBLICIDAD

Entrevistas de Salud al día
Dr. Luis Manzano, experto en Insuficiencia Cardiaca

Dr. Luis Manzano

Miembro del UICARV del Servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid
“La atención domiciliaria puede ser muy útil para determinados pacientes dependientes y frágiles con insuficiencia cardiaca, que sufren frecuentes descompensaciones e ingresos hospitalarios”

Dr. Luis Manzano, de la Unidad de Insuficiencia Cardiaca y Riesgo Vascular (UICARV) del Servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid.

La prevalencia de la insuficiencia cardiaca en España, según datos del Registro RICA, se ha incrementado durante los últimos diez años. Esta enfermedad afecta especialmente a los mayores, ya que el 75% de las personas que precisan ingresar en un hospital y el 88% de las que fallecen por esta causa tienen más de 65 años. El Dr. Luis Manzano, que pertenece a la Unidad de Insuficiencia Cardiaca y Riesgo Vascular (UICARV) del Servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid, y es director del Centro de Apoyo a la Docencia en Ciencias de la Salud de la Universidad de Alcalá, explica que tomar medidas cardiosaludables como practicar ejercicio físico, dejar de fumar, seguir la dieta mediterránea, mantener un peso adecuado, y tener un buen control de los niveles de tensión arterial y de colesterol, “previenen enormemente la insuficiencia cardiaca, al disminuir la hipertensión y la cardiopatía isquémica”, que son los principales factores de riesgo relacionados con el desarrollo de esta patología.

¿Por qué se ha incrementado la prevalencia de la insuficiencia cardiaca en España en la última década?, ¿se trata de una patología asociada inexorablemente a la edad?

Efectivamente, la insuficiencia cardiaca está muy relacionada con la edad, puesto que es la situación final a la que conducen determinados factores de riesgo y eventos vasculares, y por tanto acontece mucho más frecuentemente en edades avanzadas. Se calcula que la padece aproximadamente el 10% de la población mayor de 70 años.

La insuficiencia cardiaca está muy relacionada con la edad, y se calcula que la padece aproximadamente el 10% de la población mayor de 70 años

¿Cuáles son los principales factores de riesgo relacionados con el desarrollo de insuficiencia cardiaca?

Sin duda, la hipertensión arterial y la cardiopatía isquémica.

¿Qué síntomas caracterizan la insuficiencia cardiaca?

Por una parte, los relacionados con la retención de sangre, al no poder bombearla el corazón de forma suficiente: sensación de dificultad respiratoria (disnea), por congestión de los pulmones (sobre todo con los esfuerzos), e hinchazón de las piernas o incluso del abdomen (edema), por retención de la sangre en el resto del organismo. Por otra parte, también es característico el cansancio o falta de fuerza por la poca sangre que expulsa el corazón.

¿En qué consisten las unidades de manejo integral del paciente con insuficiencia cardiaca (UMIPIC) que ha puesto en marcha recientemente el Grupo de Insuficiencia Cardiaca de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI)?

Los pacientes con insuficiencia cardiaca de edad avanzada se caracterizan porque además padecen muchos otros problemas de salud, como enfermedades de bronquios, anemia, insuficiencia renal, diabetes mellitus, etcétera, de manera que podemos incluirlos dentro del concepto de paciente crónico complejo o pluripatológico. Las unidades del programa UMIPIC tratan de ofrecer la mejor atención posible a estos pacientes, mediante una asistencia integral y continuada, en coordinación con su médico de familia. De esta manera, un solo equipo médico se ocupa de todos sus problemas médicos. El internista es un profesional capacitado para la atención de estos pacientes por su polivalencia y su visión global del enfermo.

Las unidades del programa UMIPIC tratan de ofrecer la mejor atención posible a los pacientes con insuficiencia cardiaca de edad avanzada, mediante una asistencia integral y continuada, en coordinación con su médico de familia

Una de las propuestas de la SEMI se refiere a la hospitalización de los pacientes frágiles y pluripatológicos con insuficiencia cardiaca en su propio domicilio ¿Se cuenta con los medios humanos y técnicos necesarios para llevar a cabo esta propuesta? ¿Cree que es coste efectiva?

La hospitalización o, de una forma más amplia, la atención domiciliaria, puede ser muy útil para determinados pacientes dependientes y frágiles con insuficiencia cardiaca, que sufren frecuentes descompensaciones e ingresos hospitalarios. Si los mantenemos estables en su domicilio evitaremos ingresos y mejoraremos su calidad de vida. Lamentablemente, las experiencias que existen son aisladas, siendo un porcentaje pequeño de pacientes los que reciben esta prestación. Su implantación generalizada requiere cambios organizativos sanitarios, que llevarán tiempo.

En mi opinión, en los pacientes que antes hemos comentado sí es coste efectiva. No obstante, la atención domiciliaria debe plantearse desde un punto de vista organizativo como un modelo único para el conjunto de pacientes que necesiten atención domiciliaria, integrando todos los recursos disponibles en un mismo modelo, independientemente de la enfermedad que padezca el paciente.

¿Podría explicar qué es la ‘epidemiología reversa’? ¿Tienen alguna teoría acerca de por qué se produce?

Como su nombre indica, es un comportamiento de unos factores de riesgo totalmente contrario a lo esperado. Por ejemplo, la obesidad, que es un factor de riesgo en la población general, sin embargo se comporta como protector en los pacientes con insuficiencia cardiaca; es lo que se llama “paradoja de la obesidad”. Las explicaciones son múltiples, pero posiblemente la principal sea que estos pacientes obesos tienen una mayor masa muscular, cuya conservación es muy importante en los enfermos que padecen insuficiencia cardiaca.

La obesidad, que es un factor de riesgo en la población general, se comporta como protector en los pacientes con insuficiencia cardiaca; es lo que se llama “paradoja de la obesidad”

¿Se pueden adoptar medidas preventivas que protejan contra la insuficiencia cardiaca?

Sin duda, todas las medidas cardiosaludables previenen enormemente la insuficiencia cardiaca, al disminuir la hipertensión y la cardiopatía isquémica: ejercicio físico, abstención de tabaco, dieta mediterránea, evitar el sobrepeso, control farmacológico de la hipertensión arterial y del colesterol

¿Cuáles son las últimas novedades en el tratamiento a los pacientes con insuficiencia cardiaca?

Las mayores novedades en el ámbito farmacológico son la ivabradina y la espironolactona. Han demostrado un beneficio significativo sobre el tratamiento de base ya conocido. Por otra parte, otro campo de gran expansión en los últimos años es la implantación de dispositivos para mejorar la función del corazón y evitar las arritmias graves.

¿Cree que informar y educar a los pacientes sobre el manejo de su enfermedad –lo que se conoce como autocuidado– mejoraría la calidad de vida de estas personas o reduciría su riesgo de mortalidad?

Esta es una medida trascendental en toda enfermedad crónica. El paciente y la familia deben formarse e implicarse directamente en su propio cuidado. Mejora la implementación terapéutica, la calidad de vida y la supervivencia, y reduce las hospitalizaciones.

El trasplante cardiaco es a veces la única solución para los pacientes en los que el tratamiento médico no resulta efectivo, y España está a la cabeza mundial en trasplantes ¿Tienen buen pronóstico los pacientes trasplantados?

No soy un experto en trasplantes, pero los resultados publicados son muy favorables. También está en pleno auge la colocación de dispositivos de asistencia mecánica (corazón artificial) que facilitan la espera del trasplante, o incluso pueden evitarlo, ya que algunos pacientes, después de un tiempo con el dispositivo, recuperan una función cardiaca aceptable.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Salud en cifras

1%
de la población padece algún trastorno del espectro autista (TEA)
'Fuente: 'Fundaciones del ámbito social y de salud, Ampans y Althaia''

PUBLICIDAD