PUBLICIDAD

Noticias Salud al día

La exposición al humo del tabaco perjudica a los empleados de hostelería

Cliente fumando en un bar

18 de Febrero de 2010

El grado de contaminación debida a partículas finas presentes en el humo de tabaco encontrado en el interior de los establecimientos de hostelería de la ciudad de Zaragoza, supera de cuatro a ocho veces el nivel máximo que Sanidad considera recomendable, y es diez veces mayor que la contaminación media en las calles de la localidad.

Esta es la conclusión de un estudio que han llevado a cabo investigadores especialistas en tabaquismo de la Facultad de Medicina de la Universidad de Zaragoza, en el que se ha calculado la cantidad de partículas respirables en suspensión en 111 negocios de hostelería (cafés, bares, restaurantes, pubs y locales de ocio nocturno) de esta ciudad en el transcurso de un año y medio.

La investigación ha revelado que la contaminación que causa el humo de tabaco en aquellos locales de hostelería donde se permite fumar, es significativamente superior a los niveles máximos que recomiendan las autoridades sanitarias, que no deberían exceder los 65 g/m. Sin embargo, los niveles detectados oscilan entre los 450,33 g/m de los pubs, los 265,04 g/m de bares y cafeterías y los 161,12 g/m que se hallaron en restaurantes.

En pubs y discotecas -donde se detectó la mayor concentración de estas partículas-, los camareros se encuentran sometidos a una exposición media que triplica, como mínimo, la de los individuos que conviven con fumadores. Estos datos corroboran que la exposición involuntaria al humo del tabaco constituye un importante problema de salud pública en nuestro país, especialmente en el sector de la hostelería, debido a que en la mayoría de estos centros de trabajo está permitido fumar.

Etiquetas:

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

40%
de los pacientes con alguna enfermedad reumática considera que su dolor no está controlado
'Fuente: 'Sociedad Española de Reumatología (SER)''