Esclerosis múltiple
Escrito por Silvia Chacón Alves, licenciada en Medicina por la Universidad de Alcalá de Henares
La esclerosis múltiple es la primera causa de discapacidad sobrevenida en adultos jóvenes, ya que suele afectar a personas entre 20 y 45 años. Los métodos de diagnóstico están mejorando, pero aún se desconoce qué la origina.

Evolución de la esclerosis múltiple

Se han descrito cuatro tipos de formas de evolución de la esclerosis múltiple:

Forma remitente en brotes (Recurrente-Remitente)

Es la forma más frecuente de presentación de la esclerosis múltiple, suponiendo el 85% de los casos. Se caracteriza por ataques de brotes de disfunción neurológica que ceden completamente en días o semanas. A medida que se repiten van dejando secuelas neurológicas. Para considerarlo brote, los síntomas tienen que durar por lo menos 24 horas; además, para considerar dos brotes distintos, tienen que afectar a distintas zonas y que haya un intervalo de al menos un mes entre ambos.

Forma secundaria progresiva

Es la forma de evolución de la mayoría de los casos de esclerosis múltiple que comienzan con una forma remitente en brotes, de tal forma que tras 10-15 años de evolución en brotes, de repente se produce un deterioro progresivo continuo, sin desarrollar brotes de forma clara. Es la forma más frecuente en las fases tardías, y conlleva un grado mayor de discapacidad neurológica.

Forma primaria progresiva

En esta forma los pacientes no experimentan brotes, sino un deterioro funcional constante desde el inicio de la enfermedad. Se da en el 10% de los pacientes con esclerosis múltiple, y es la forma de más difícil diagnóstico ya que carece de los brotes “típicos” de la esclerosis múltiple.

Forma Progresiva-Recurrente

En este caso los pacientes presentan un deterioro progresivo desde el principio, pero en el transcurso de la enfermedad aparecen brotes. Se da en el 5% de los casos de esclerosis múltiple.

 
Actualizado: 22/04/2014

PUBLICIDAD

Entrevista

Dra. Marina Mata

Experta en deterioro cognitivo

“La administración de suplementos de determinados ácidos grasos (DHA) puede tener efectos beneficiosos en personas con deterioro cognitivo asociado a la edad”

 

97%se reduce el riesgo de cáncer de ovario extirpando los ovarios

Las mujeres con mutación genética BRCA1 pueden reducir el riesgo de sufrir un cáncer de ovario si se los extirpan, una intervención indicada en pacientes de unos 40 años que no quieran tener más hijos.

Fuente: 'Anderson Cancer Center Madrid'

 

PUBLICIDAD