PUBLICIDAD

Salud al día
Escoliosis
La escoliosis es una desviación de la columna vertebral que origina una curva. La gravedad, el pronóstico y los síntomas dependerán de la magnitud de la curva, la edad de aparición, y la localización y características de la lesión.
Escrito por Natalia Bermejo Rubio, Licenciada en Medicina por la Universidad de Alcalá de Henares
Revisado por Dr. Pablo Rivas, Especialista en medicina interna

Tratamiento de la escoliosis

En las decisiones terapéuticas para las deformidades vertebrales, se consideran varios factores: edad del paciente, gravedad y localización de la curva, etiología (causas) de la misma, y presencia de otras patologías asociadas. Los objetivos básicos del tratamiento de la escoliosis son:

  • El control de la progresión hasta la madurez esquelética, en la que esta se detiene o limita considerablemente.
  • La corrección de la deformidad existente.
  • La evitación de las consecuencias locales o generales de la deformidad.

Curvas leves

Tratamiento mediante fisioterapia y natación. La colocación de un corsé es una indicación que hay que valorar en cada caso concreto.

Curvas moderadas

El tratamiento puede inclinarse hacia la cirugía, o bien hacía la prescripción de un corsé de Milwaukee.

Curvas graves

Requieren artrodesis (fijación quirúrgica de una articulación).

Tratamiento conservador de la escoliosis

Ningún tratamiento conservador ha demostrado, de manera concluyente, tener efectos decisivos sobre la evolución de la escoliosis. Algunos de ellos, sin embargo, contribuyen a corregir temporalmente la curva y, sobre todo, sirven para prevenir la progresión de la deformidad en los pacientes que aún no han alcanzado la madurez esquelética y tienen curvas estéticamente aceptables.

El método más popular es el corsé de Milwaukee, que se basa en el principio corrector de apoyo en tres áreas: una cervical, una pélvica y un empuje intermedio inmediatamente por debajo y por detrás de la zona costal. Las tres zonas son conectadas mediante barras longitudinales, a las que se unen las cinchas necesarias para ejercer la presión. El corsé debe ser utilizado, en principio, durante 23 horas diarias (la restante del día se utiliza para el aseo) y mantenido hasta la comprobación mediante radiografía de la madurez esquelética.

Las limitaciones de los corsés son:

  • Intentan la corrección a través de fuerzas de magnitud limitada, ya que de otro modo provocarían dolor y úlceras por presión.
  • Dichas fuerzas se aplican a excesiva distancia de la deformidad y sobre partes blandas.
  • No tienen en cuenta el carácter tridimensional de la curva.
  • Rara vez mantienen los pacientes (en una fase especialmente sensible de su actividad afectiva, de relación y física) la disciplina requerida en el empleo del corsé.

Tratamiento quirúrgico de la escoliosis

Este tipo de tratamiento permite:

  • Frenar la evolución de la curva.
  • Corregirla en proporción variable, dependiendo de diversas características de la misma.
  • Mantener en el tiempo la corrección obtenida, evitando así las repercusiones tardías de la deformidad.

Para alcanzar estos objetivos debidamente, la técnica quirúrgica empleada es compleja, sangrante, prolongada, y no exenta de riesgos, aunque los procedimientos actuales ofrecen resultados muy satisfactorios. La base del tratamiento es la obtención de una sólida artrodesis vertebral de los segmentos afectados, al menos en la posición de mayor corrección posible.

Actualmente la mayor parte de los procedimientos aplican los principios:

  • Fijación en segmentos vertebrales múltiples (no sólo en los extremos).
  • Corrección de la rotación vertebral.
  • Restablecimiento de la curva torácica.

Actualizado: 30 de Agosto de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

30%
de los casos de psoriasis se manifiestan antes de los 20 años de edad
'Fuente: 'Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV)''

PUBLICIDAD