PUBLICIDAD

Salud al día
Fístula anal
La fístula anal sólo se puede eliminar con cirugía. Lo mejor para prevenir su aparición es tener una buena higiene de la zona anal, llevar una dieta equilibrada que facilite el tránsito intestinal, y evitar el sedentarismo.
Escrito por Natalia Dudzinska Camarero, Bióloga
Revisado por Dr. José Antonio Nuevo González, Especialista en Medicina Interna. Servicio de Urgencias del Hospital Gregorio Marañón de Madrid

Causas de una fístula anal

En general, una fístula anal puede estar originada por la presencia de algún tipo de herida, una lesión producida durante una cirugía, una infección o una inflamación. La obstrucción de una glándula es la situación que más comúnmente se asocia a la formación de fístulas. La acumulación de cualquier líquido en una cavidad corporal favorece la aparición de infecciones, de modo que si el producto de secreción de las glándulas anales no encuentra una vía de salida es muy probable que las bacterias entéricas (flora bacteriana que se encuentra en el intestino de los individuos sanos) provoquen en poco tiempo una infección. En seguida comenzará a producirse y acumularse pus, formándose un absceso (lesión muy localizada, caracterizada por la acumulación de pus en su interior) que por lo común terminará drenando en algún punto del ano. Esta es la causa en aproximadamente el 80-90% de los casos.

Los abscesos en esta zona pueden formarse también por la infección de una fisura anal (pequeña ruptura en la mucosa que cubre el ano), o una infección transmitida por contacto sexual.

Se ha observado que entre los factores de riesgo, la presencia de ciertos trastornos intestinales como la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa predisponen a la aparición de una fístula anal. La enfermedad de Crohn es una patología intestinal inflamatoria, que normalmente se localiza en el intestino, pero que también puede llegar a afectar zonas tan alejadas como la boca y el recto. Al igual que la enfermedad de Crohn, la colitis ulcerosa es una enfermedad inflamatoria que afecta las regiones del colon y del recto; en este caso, la patología incluye una lesión tipo úlcera.

Otras causas de fístula anal o factores de riesgo son aquellos que favorecen la aparición de abscesos, entre ellos:

  • Radioterapia: como consecuencia de la radiación de los tejidos perianales en tumores prostáticos, pélvicos o rectales.
  • Algunas infecciones, como el linfogranuloma venéreo o la actinomicosis anal.
  • Cáncer anorrectal.
  • Diabetes.
  • Sexo anal y algunos traumatismos en dicha zona, así como los cuerpos extraños anales.
  • Un sistema inmunitario debilitado.

Actualizado: 18 de Septiembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

1%
de la población padece algún trastorno del espectro autista (TEA)
'Fuente: 'Fundaciones del ámbito social y de salud, Ampans y Althaia''

PUBLICIDAD