Hepatitis
Escrito por Natalia Dudzinska Camarero, bióloga
Revisado por Dr. Pablo Rivas, especialista en medicina interna
La tercera parte de la población mundial está infectada con algún virus de la hepatitis. Frenar el avance de esta enfermedad contagiosa está en nuestras manos. Para prevenirlo, hay aspectos que debes conocer.

Prevención de la hepatitis

Estas son algunas cuestiones a tener en cuenta si quieres prevenir un contagio de hepatitis:

  • Mantener hábitos de higiene adecuados, evitar condiciones de hacinamiento e insalubridad.
  • Fomentar la potabilización del agua de consumo, y evitar beber agua en zonas donde las condiciones sanitarias sean deficientes y no exista un control adecuado.
  • Evitar compartir agujas, jeringuillas, etc.; los toxicómanos pueden acudir a los centros sociales para recibir material esterilizado.
  • No someterse a intervenciones estéticas (piercings, tatuajes, cirugías menores, etc.) en centros que no estén homologados.
  • Mantener relaciones sexuales con protección.

Vacunación de la hepatitis

Actualmente existe y se aplica vacuna contra las hepatitis A y B; no existe aún vacuna contra la hepatitis C. La pauta de vacunación en adultos implica una dosis inicial y una dosis recordatorio a los 6-12 meses en el caso de la hepatitis A. La vacunación habitual de la hepatitis B incluye una dosis inicial, otra al mes, y otra a los seis meses. Existe una vacuna combinada frente al virus de la hepatitis A y la B, que se administra en tres dosis en el mes 0, 1 y 6. La pauta de vacunación en niños puede variar según el tipo de vacuna y la edad del paciente.

Se recomienda vacunarse contra la hepatitis A a todas aquellas personas que puedan tener contacto con individuos portadores del virus, enfermos de hemofilia, personal de guarderías, personal médico y paramédico, trabajadores en contacto con aguas residuales no depuradas, usuarios de drogas por vía parenteral, y personas con múltiples compañeros sexuales, así como a las personas que vayan a viajar a países en vías de desarrollo.

La vacuna contra la hepatitis B se aplica a los bebés recién nacidos, individuos sometidos a diálisis, enfermos renales, con hepatitis crónica, o portadores del virus del SIDA, personas que hayan estado en contacto con individuos portadores, usuarios de drogas por vía parenteral, y personas con múltiples parejas sexuales.

 

Temas en este artículo

Actualizado: 30/06/2014

PUBLICIDAD

Entrevista

Dr. Pedro Herranz

Experto en herpes zóster

"La aparición de un herpes zóster no es previsible ni prevenible. La única intervención médica de interés sería la vacunación frente a la varicela"

 

30% aumenta el número de donantes de médula en España en un año

Este aumento supondrá una disminución del tiempo medio de espera de los pacientes, que ahora es de 41 días, y también reducirá los costes económicos para el sistema sanitario.

Fuente: 'Organización Nacional de Trasplantes (ONT)'

 

PUBLICIDAD