PUBLICIDAD

Salud al día
Hernia de hiato
Se estima que hasta un 20% de la población puede sufrir hernia de hiato. Aunque la gran mayoría no experimentará síntomas, el resto pueden notar ardor, dolor de pecho, o dificultad para tragar. Lo mejor es aprender a prevenirla.
Escrito por Sergio García Escrivá, Licenciado en Farmacia
Revisado por Dr. José Antonio Nuevo González, Especialista en Medicina Interna. Servicio de Urgencias del Hospital Gregorio Marañón de Madrid

Tratamiento de la hernia de hiato

La gran mayoría de las hernias de hiato no requieren tratamiento (recordemos que muchos pacientes la padecen sin sufrir síntomas –son asintomáticas). En caso de presentar síntomas, generalmente responden bien a los tratamientos farmacológicos, pero es importante también instaurar ciertas medidas dietéticas y de buenos hábitos:

  1. Medidas higienico-dietéticas: Se debe evitar las comidas copiosas, ricas en grasas o picantes, no tomar alimentos como el chocolate, la menta, o las bebidas gaseosas. Conviene realizar un mayor número de ingestas, pero de menor cantidad. Asimismo se debe dejar el tabaco y el alcohol pues disminuyen el tono del esfínter esofágico inferior, y disminuir de peso en caso de tener obesidad. Y se recomienda esperar dos horas desde el fin de la comida o la cena hasta acostarse. Es aconsejable que eleven el cabecero de la cama unos 20 cm.
  2. Tratamiento farmacológico: Debe iniciarse un tratamiento con inhibidores de la bomba de protones (omeprazol, pantoprazol, lansoprazol) o antagonistas de la Histamina-2 (ranitidina). En algunos casos puede añadirse algún medicamento que ayude a propulsar el alimento hacia el estómago como los procinéticos (metoclopramida, domperidona, cisapride). Nunca tomes antiácidos u otros medicamentos para el tratamiento de la hernia de hiato por tu cuenta, si sospechas que tú u otra persona sufre de hernia de hiato. Consulta siempre con un profesional sanitario antes de tomar ningún tipo de tratamiento.

Tratamiento quirúrgico de la hernia de hiato

Y finalmente, en los casos graves, refractarios al tratamiento farmacológico, o en aquellos donde se producen complicaciones de las descritas con frecuencia (estenosis, hemorragias…), o si la acción constante del ácido puede hacer sospechar de un esófago de Barrett (pre-canceroso) o una ERGE crónica, se planteará un tratamiento quirúrgico (funduplicatura de Nissen). Actualmente se puede realizar por laparoscopia. Las dilataciones de las estenosis se llevarán a cabo a través de endoscopia.

Pronóstico de la hernia de hiato

El pronóstico de la hernia de hiato, en general, es favorable cuando se consigue el control de los síntomas con medidas farmacológicas e higienico-dieteticas. Pero en un 20% de los pacientes se transforma en una enfermedad crónica, por lo que la calidad de vida se ve afectada. 

Si se produce una esofagitis se deben intensificar las medidas terapéuticas y programar revisiones endoscópicas anuales o bianuales.

Cuando existen complicaciones como la broncoaspiración, en niños y ancianos, esto puede condicionar problemas en la alimentación y por tanto en el deterioro general de dichos pacientes. 

Como se mencionó con anterioridad, la posibilidad de desarrollar un adenocarcinoma de esófago es 40 veces más alta en los pacientes con esófago de Barret, por lo que es muy importante evitar esta situación.

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Entrevista con el experto

María Garriga, dietista y nutricionista, Fundación Hipercolesterolemia Familiar

La dietista María Garriga es experta en Hipercolesterolemia Familiar del Hospital Ramón y Cajal.

María Garriga

Dietista-nutricionista y miembro de la Fundación Hipercolesterolemia Familiar y Hospital Ramón y Cajal de Madrid
“La determinación genética es el diagnóstico definitivo para la Hipercolesterolemia Familiar”

Salud en cifras

400
niños mueren cada día a causa del sarampión
Fuente: 'Organización Mundial de la Salud’

PUBLICIDAD