PUBLICIDAD

Salud al día
Hipoglucemia
La hipoglucemia es una bajada del nivel de azúcar en la sangre que se manifiesta con síntomas como malestar general, mareo, temblor, sudor frío… Puede ocurrirle a cualquiera, pero es más común en diabéticos.
Escrito por Natalia Dudzinska Camarero, Bióloga

Hipoglucemia: Azúcar e insulina

Los azúcares tienen un papel principalmente energético en el organismo. Son imprescindibles para que los músculos, el cerebro y otros órganos y tejidos puedan llevar a cabo su actividad normal. La glucosa es el principal azúcar utilizado por las células de nuestro organismo para obtener dicha energía; y la fuente principal de glucosa son los alimentos y, en concreto, los hidratos de carbono (el organismo también fabrica ciertas cantidades de glucosa a partir de otros compuestos).

De modo que uno de los objetivos de la alimentación es mantener unos niveles de glucosa en la sangre adecuados a los requerimientos de nuestros órganos y tejidos. Cuando comemos, por ejemplo, un plato de pasta, esta irá siendo degradada en compuestos cada vez más pequeños, que finalmente podrán ser absorbidos en el intestino. Uno de estos compuestos es la glucosa. Tras su absorción en el intestino, y antes de pasar a la circulación general, este azúcar será transportado hasta el hígado, donde una parte quedará almacenado en forma de glucógeno (compuesto formado por varias cadenas de glucosa). La glucosa que no se ha almacenado saldrá del hígado y será transportada por la sangre para nutrir todas las células del cuerpo.

En un momento dado el nivel de azúcar en la sangre puede disminuir, bien sea porque llevamos tiempo sin comer, o porque hemos realizado un esfuerzo que requería esa energía. Si en ese momento no ingerimos alimentos que aporten la glucosa necesaria para cubrir esa falta, en el hígado comenzará a degradarse el glucógeno, y la glucosa obtenida de este proceso pasará a la sangre y alcanzará de nuevo la concentración necesaria para alimentar nuestros tejidos. Podría decirse que la reserva hepática es un sistema de seguridad bastante eficiente.

Además del hígado, el cuerpo humano tiene otro almacén de glucosa, los músculos. A diferencia de la reserva formada en el hígado, la reserva muscular es en principio de uso exclusivo para este tejido.

La insulina

Para que el azúcar que se encuentra en la sangre pueda ser utilizada por el organismo es necesario que el cuerpo segregue insulina, que es una hormona sintetizada en el páncreas, que permite que las células capten la glucosa que se encuentra en la sangre. Esta hormona es liberada cuando se produce un aumento del nivel de glucosa en la sangre, es decir, tras la ingesta de alimentos. También existe una pequeña cantidad que se libera de forma más regular durante los periodos de ayuno.

Actualizado: 2 de Septiembre de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Especial informativo

 
Especial Diabetes
 

Especial

Diabetes

PUBLICIDAD

Salud en cifras

30%
de los casos de psoriasis se manifiestan antes de los 20 años de edad
'Fuente: 'Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV)''

PUBLICIDAD