Insomnio Familiar Fatal
El insomnio familiar fatal, un trastorno raro e infrecuente, impide a los afectados conciliar el sueño. Es irreversible y provoca la muerte del paciente que, además, suele transmitir el mal a sus descendientes.

Insomnio Familiar Fatal

 

¿Qué es el insomnio familiar fatal?

Es una enfermedad neurológica hereditaria y muy poco frecuente, que se basa en una compleja alteración genética, en la que el afectado sufre un insomnio progresivo, que no se puede tratar con fármacos, y que llega a alterar el funcionamiento del sistema nervioso central, hasta que al cabo de meses, o unos pocos años, ocasiona la muerte del paciente.

Fue descrita por primera vez en 1986 por el neurólogo italiano Elio Lugaresi; antes de esa fecha los médicos no conseguían un diagnóstico apropiado, y por lo general se consideraba que las personas que sufrían esta afección padecían algún trastorno psiquiátrico. Los antepasados de los pacientes fueron incluso recluidos en manicomios y estigmatizados socialmente. Sin embargo, estas personas no presentan ninguna enajenación mental y son plenamente conscientes de su progresivo deterioro.

El insomnio se produce debido a una alteración permanente e irreversible del ciclo vigilia-sueño, que se caracteriza por la incapacidad del paciente para desarrollar un patrón cíclico fisiológico propio del sueño NO REM y REM.

La causa de la enfermedad está asociada a una mutación en unas proteínas denominadas priones, al igual que sucede en la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob, una de cuyas variantes es conocida popularmente como el mal de las vacas locas. En las enfermedades priónicas, los priones actúan rompiendo el equilibrio celular, y desencadenan la producción de más priones, incrementando de esta manera el depósito de proteína priónica patógena en el cerebro.

La mutación anómala que origina la enfermedad se transmite a la descendencia en el 50% de los casos, y el insomnio no tratable es uno de sus síntomas más significativos (aunque no el único), de ahí lo de Insomnio Familiar Fatal (IFF).

Epidemiología

Se estima que el IFF afecta a una de cada 33 millones de personas; se han descrito familias afectadas en Estados Unidos, Alemania, Francia, España, Italia, Austria, Reino Unido Australia y Japón. En España, la mayoría de los casos se concentran en el País Vasco.

La edad de comienzo oscila entre los 25 y los 80 años, aunque lo más frecuente es que se manifieste alrededor de los 50, y la duración media de la enfermedad es de 18 meses.

 
Actualizado: 28/01/2014

PUBLICIDAD

Entrevista

Mariano Esteban

Virólogo experto en ébola

"Al igual que el suero hiperinmune, el ZMapp se tiene que administrar al enfermo lo más rápidamente posible tras la infección, y en ese caso sí demuestra eficacia"

 

99% se han reducido los casos de polio en los últimos 25 años

Las campañas de vacunación han permitido que el 80% de la población mundial viva ya en zonas donde se ha erradicado la poliomielitis, una enfermedad que afecta sobre todo a niños menores de cinco años.

Fuente: 'Organización Mundial de la Salud'

 

PUBLICIDAD