PUBLICIDAD

Salud al día
Insomnio Familiar Fatal
El insomnio familiar fatal, un trastorno raro e infrecuente, impide a los afectados conciliar el sueño. Es irreversible y provoca la muerte del paciente que, además, suele transmitir el mal a sus descendientes.
Escrito por Natalia Bermejo Rubio, Licenciada en Medicina por la Universidad de Alcalá de Henares

Síntomas del insomnio familiar fatal

Como la enfermedad afecta a la estructura del tálamo, que está implicado en el mecanismo de regulación del sueño, uno de los síntomas más característicos del insomnio familiar fatal es el insomnio progresivo que no mejora con medicamentos (aunque no siempre se nota desde el principio), que se presenta asociado con alteraciones del sistema nervioso autónomo, por lo que el organismo del paciente pierde el control sobre la tensión y la frecuencia cardiaca, produciéndose hipertensión, hipertermia, taquicardia, aumento de la sudoración, estreñimiento, alteraciones urinarias, y pérdida de los ritmos circadianos normales.

El insomnio se acompaña de delirios, alucinaciones y alteraciones de la conducta durante la noche, mientras que el paciente puede dormirse, incluso bruscamente (como sucede típicamente en la narcolepsia) durante el día.

Antes incluso del insomnio característico de la enfermedad, pueden aparecer trastornos de conducta, como ansiedad, desinterés por el entorno, falta de concentración, y también somnolencia diurna o alteración de los ciclos de sueño-vigilia, torpeza de movimientos…

Aunque la capacidad intelectual no está alterada, el paciente ve disminuidas sus capacidades de atención y alerta, y tiene déficits de memoria. La pérdida de peso también es evidente y acompaña al deterioro de las funciones vitales. Con el paso de los meses aparece descoordinación y alteraciones en el movimiento, mioclonías, temblor, el habla se vuelve ininteligible…

Actualizado: 31 de Julio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

84%
de los pacientes con asma piensa que la enfermedad limita sus actividades cotidianas
'Fuente: 'Estudio ‘Still Fighting for Breath’ (Luchando por Respirar)''

PUBLICIDAD