Insuficiencia renal crónica
Escrito por Natalia Bermejo Rubio, licenciada en Medicina por la Universidad de Alcalá de Henares
Para mantener la salud de los riñones y evitar la aparición de insuficiencia renal es importante seguir una dieta equilibrada, beber diariamente entre 1,5 y 2 litros de agua, reducir el consumo de alcohol, y realizar ejercicio con regularidad.

Prevención de la insuficiencia renal crónica

Es necesario prevenir y tratar todas aquellas afecciones que puedan provocar el daño renal para evitar o retrasar la aparición de una insuficiencia renal crónica. El control de la hipertensión arterial, con la medicación adecuada y unos hábitos de vida sanos (dieta equilibrada y sin sal, ejercicio físico regular y abstención de fumar) es fundamental, tanto para prevenir el desarrollo de patologías renales, como para evitar la progresión del daño renal cuando ya se ha instaurado la enfermedad.

Los diabéticos también deben vigilar sus niveles de azúcar en sangre y su presión arterial, porque la diabetes es la principal causa de fallo renal crónico.

Las personas que padezcan hipertensión arterial o diabetes, o cualquier enfermedad sistémica que pueda perjudicar a los riñones, deben seguir controles médicos periódicos de estas patologías y, además, evaluar regularmente su función renal.

No se deben emplear medicamentos sin consultar previamente con el médico, porque podrían dañar al riñón.

Para mantener en buen estado la salud de los riñones es importante seguir una dieta equilibrada, beber diariamente entre 1,5 y 2 litros de agua, reducir al mínimo el consumo de alcohol, y realizar ejercicio físico con regularidad.

 
Actualizado: 14/03/2014

PUBLICIDAD

Entrevista

Dr. Luis Antón Aparicio

Oncólogo y paciente de cáncer de riñón

“El mejor tratamiento del cáncer de riñón es el diagnóstico precoz, porque con un diagnóstico precoz y un tratamiento quirúrgico en estadios iniciales la curabilidad es prácticamente absoluta”

 

PUBLICIDAD

10 años aumentará la esperanza de vida de los pacientes con fibrosis quística

La fibrosis quística aún no tiene cura, pero los niños nacidos en la última década con la enfermedad podrán vivir hasta los 40 años de media, 10 más de lo que vivían hasta ahora estos pacientes.

Fuente: 'European Respiratory Journal'

 

PUBLICIDAD