PUBLICIDAD

Mascotas
Ragdoll, el gato más tranquilo del mundo
La raza de gato ragdoll (muñeca de trapo) debe su nombre a la relajación muscular que adquiere cuando le coges en brazos. Se caracteriza por su carácter tranquilo, casero y cariñoso, por lo que es ideal para casas con niños.
Escrito por Diana Oliver, Periodista especializada en mascotas, maternidad e infancia y vida sana

Alimentación e higiene del gato ragdoll

Dueña cepilla a su gato ragdoll

Debes acostumbrar a tu gato al peinado desde muy pequeño, para evitar que de adulto no quiera que le cepilles.

Alimentar al gato ragdoll no requiere de demasiada complicación. Óscar Cortés Cardona, presidente de la Asociación Española del ragdoll y criador en Unreal ragdoll, recomienda que la alimentación del ragdoll sea “con piensos de alta gama”, tanto en el caso de piensos secos, como de piensos húmedos. El animal también debe disponer siempre de un recipiente con agua fresca, que iremos rellenando según se vaya consumiendo. Es importante no ofrecer al gato otros líquidos distintos al agua para hidratarse.

Quizás el dato más reseñable es que al ser gatos grandes y musculosos tienen cierta tendencia a la obesidad, especialmente cuando se van haciendo mayores, por lo que los expertos recomiendan vigilar si el animal sufre exceso de peso para ponerle solución cuanto antes, y que su salud no se vea deteriorada. En el caso de que esto ocurra, siempre podemos comprar algún pienso específico bajo en calorías, y aumentar el ejercicio a través de juegos con los que disfrute.

Higiene y limpieza del gato ragdoll

Sobre la higiene y limpieza del gato ragdoll, el presidente de la Asociación Española del ragdoll nos explica que esta raza de gatos requiere de pocos cuidados higiénicos más allá de “un cepillado diario o semanal, dependiendo de la época del año, ya que mudan en primavera y otoño”. Lo haremos con un cepillo de púas, de forma que facilitemos esa muda eliminando el pelo muerto.

Salvo el cepillado, será el propio animal el que se encargue de su higiene, por lo que los baños estarán limitados a uno anual, si así lo deseamos y el animal lo disfruta, o en situaciones de mucha suciedad (si han estado enfermos y se han manchado con sus secreciones, si han estado jugando y han caído en algún lugar sucio o con barro, etcétera).

Por su parte, el veterinario Salvador Cervantes, licenciado en veterinaria y especialista en medicina felina, miembro de la Clínica Veterinaris, coincide con Cortés en los requerimientos de limpieza e incide en que “puesto que la higiene del ragdoll se basa en el cuidado adecuado de su espeso y largo pelaje, es necesario acostumbrar al gatito al peinado desde muy pequeño, para evitar que de adulto no quiera que le cepillemos”.  

Actualizado: 17 de Febrero de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Diana Oliver

Periodista especializada en mascotas, maternidad e infancia y vida sana
Diana Oliver

PUBLICIDAD

Salud en cifras

3%
de los propietarios de una vivienda en alquiler admite que el inquilino tenga una mascota
'Fuente: 'Portal inmobiliario Idealista’ '

PUBLICIDAD