PUBLICIDAD

Mascotas
Hurón
El juguetón hurón es un pequeño mamífero domesticado que no exige demasiados cuidados, lo que ha hecho que su presencia como mascota se multiplique en los hogares donde no se dispone de mucho tiempo libre.
Escrito por Natalia Castejón, Periodista

Alimentación e higiene del hurón

Hurón alimentándose en su comedero

Los hurones deben comer un pienso de calidad especialmente indicado para cubrir sus necesidades.

Una de las cosas más importantes a tener en cuenta cuando hablamos de estas mascotas es su alimentación. Los hurones son animales carnívoros, se les debe ofrecer un pienso de calidad con un 30-40% de proteína y 18-25% de grasa. Su digestión es muy rápida, entre tres y cuatro horas, por ello deben primar las proteínas animales.

También cuentan con un aparato digestivo que no procesa bien la fibra, por lo que tendrá que consumir una cantidad menor de 3%. El pescado no les suele gustar y además no es aconsejable, ya que aumenta considerablemente su olor corporal.

Hay ciertos alimentos que pueden causarle daños, por lo que debes prestar atención a todo aquello que tenga azúcar, como mermeladas, caramelos, chocolate, y también a los frutos secos, ya que pueden atragantarles. La leche también tendrá que estar a buen recaudo, pues los hurones sufren intolerancia a la lactosa.

Higiene del hurón

En cuanto a su higiene y limpieza, estos animales desprenden un olor muy particular y, si no están castrados, su aroma será bastante fuerte. Por ello se le suele bañar cada dos o tres meses, aunque si tu hurón se ensucia con arena puedes hacerlo una vez cada dos semanas. Hay que tener especial cuidado con la frecuencia de los baños, ya que si se realizan a menudo el hurón olerá aún más, pues las glándulas de su piel producirán secreción para sustituir la que se eliminó con el baño.

Para bañar un hurón siempre deben utilizarse productos especializados, y si no encuentras champú para hurones (difíciles de encontrar), puedes utilizar champú para cachorros de gato. La mayoría de los hurones disfrutan con el baño y suelen aprovecharlo para jugar. Una vez terminada la ducha, sécalo y ponlo en un lugar con una temperatura media y sin corrientes.

Los hurones tienen un pelo suave que debe ser cepillado con un cepillo para gatos, por ejemplo después del baño. Esto no les suele gustar, así que posiblemente intenten escaparse. Sostén a tu hurón de la piel de la nuca, se relajará y permitirá su cepillado.

Las uñas de estas mascotas suelen ir desgastándose corriendo o cavando, pero si notas que sus uñas siguen estando largas córtaselas con unos alicates o unas tijeras pequeñas. Ten mucho cuidado al hacerlo, y corta la punta sin llegar a la delgada línea rosa de su uña. Generalmente las delanteras deberán cortarse más a menudo que las traseras.

En ocasiones los hurones suelen producir una gran cantidad de cera auditiva, lo que puede causarle una infección o parásitos. Si observas cera abundante en tu mascota retírala con un bastoncillo humedecido en aceite de bebés o un producto para gatos.

Actualizado: 22 de Febrero de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

3%
de los propietarios de una vivienda en alquiler admite que el inquilino tenga una mascota
'Fuente: 'Portal inmobiliario Idealista’ '

PUBLICIDAD