PUBLICIDAD

Mascotas
Papillon
El perro papillon debe su nombre a sus grandes orejas en forma de alas de mariposa, y se caracteriza por ser un animal elegante, limpio, divertido y cariñoso; el perfecto compañero para tu hogar.
Escrito por Natalia Castejón, Periodista

Alimentación e higiene del perro papillon

La alimentación del perro papillon debe basarse en pienso seco, y dependerá de su edad. Cuando tenga pocos meses tendrá que comer comida especial para cachorros, y más tarde pienso seco para adultos de tamaño pequeño. Hay que controlar la cantidad que come, pues parece que siempre tiene hambre, lo que puede provocarle sobrepeso. Como es un perro muy activo deberá comer más a menudo, pero en pocas cantidades. También pueden comer pienso húmedo, pero no es recomendable, ya que puede hacerle engordar y además suele producir problemas de sarro en los dientes del animal.

Los perros papillon pueden comer carne cruda o cocida, se recomienda la segunda para evitar infecciones. También deben comer frutas y verduras, como zanahorias, judías verdes, coliflor, manzanas, tomates etcétera, ya que le proporcionarán importantes vitaminas en la dieta. Hay que evitar darles uvas, pues no les sientan bien. En cualquier caso, cada perro es diferente y se le debe ir dando alimentos poco a poco, para poder identificar si sufre alguna alergia en particular. Los huevos son de fácil digestión para los perros y tienen una gran cantidad de proteínas, pero es recomendable cocerlos para evitar cualquier tipo de bacterias.

Higiene y limpieza del perro papillon

En cuanto a la higiene, el papillon es un perro muy limpio que no suele desprender olores. Como cuidados necesita al menos dos cepillados semanales para que su pelo este sedoso. Es muy importante observar el pelo de nuestro perro, y si observamos que se suele enredar la causa puede ser no cepillarlo con la frecuencia necesaria, o usar unos champús muy agresivos. En el segundo caso, puede ser que el champú le provoque dermatitis, por lo que el perro tenderá a rascarse y hacer nudos en su pelo.

Lo mejor es bañar al papillon cada quince días, o con más frecuencia si estuviera muy sucio. El baño se hará con un champú hidratante especial para perros, siendo su pH similar al del animal, normalmente pH7. Cuando el papillon se encuentre en época de muda de pelo, los baños serán cada semana y con agua caliente, que ayudará a que el pelo vaya cayendo. Es muy importante mantener el ano y los oídos limpios, y se debe utilizar un líquido limpiador que ayude a disolver el cerumen. Es necesario llevarle al veterinario cada tres o cuatro semanas para que proceda a cortarle las uñas; esto también se puede hacer en casa, pero tiene sus riesgos.

Actualizado: 15 de Noviembre de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

3%
de los propietarios de una vivienda en alquiler admite que el inquilino tenga una mascota
'Fuente: 'Portal inmobiliario Idealista’ '

PUBLICIDAD