PUBLICIDAD

Mascotas
Yorkshire terrier
El Yorkshire terrier es uno de los perros más comunes en los hogares, pues su carácter cariñoso y juguetón le hace perfecto tanto para solteros y familias, como para personas mayores que busquen compañía.
Escrito por Natalia Castejón, Periodista

Alimentación e higiene del Yorkshire terrier

Yorkshire terrier en una peluquería canina

Si el pelo de tu perro se enreda con facilidad, puedes llevarle a una peluquería canina para que se lo corten.

La cantidad de comida que debe ingerir un Yorkshire terrier dependerá de su edad, peso, y la actividad física que lleve a cabo, aunque es poca comparada con otras razas, pues su pequeño tamaño hace que su estómago también sea de estas dimensiones. Se recomienda siempre comprar pienso adaptado a la raza, y en este caso es necesario que incluyan omega 3 y omega 6, fósforo, calcio y vitamina E, para asegurar la calidad ósea y del pelaje de nuestro can.

Los piensos para cachorros suelen tener más grasas que los de los adultos para favorecer así su crecimiento, y se recomienda humedecer el pienso durante los primeros dos meses de vida para que les sea más fácil de masticar. El pienso de los adultos debe estar formado por un 40% de proteínas, 20% de frutas y verduras, y un 10% de grasas, además de algo de fibra y cereales. Te recomendamos que en cuanto a las cantidades consultes con tu veterinario, o te guíes por el etiquetado del pienso.

Higiene y limpieza del Yorkshire terrier

El Yorkshire terrier necesita pocos cuidados, pero algunos son esenciales. Los baños se deben realizar cada dos semanas, siempre con un champú especial para perros. Esta rutina puede variar en función de la actividad del can, ya que si juega por el campo se manchará más que si lo hace por ciudad. Esta raza tiene gran cantidad de pelo, pero en algunas zonas es necesario recortarlo para que el animal esté cómodo y seguro, como por ejemplo el pelo exterior de las orejas para que pueda levantarlas con más facilidad, o el pelo de la zona perianal, para evitar que las heces se puedan quedar enganchadas.

Los cepillados son imprescindibles para evitar nudos en el Yorkshire terrier, lo más habitual es hacerlo dos veces a la semana y con un cepillo especial. Si su pelo sigue enredándose con facilidad, puedes llevar a tu perro a una peluquería canina para que le corten el pelo más corto y evitar así problemas. Esta especie de canes son muy propensos a desarrollar legañas, por lo que habrá que estar atentos para retirarlas. La mejor manera para hacerlo es humedeciéndolas para conseguir ablandarlas; nunca se debe tirar de ellas, pues puedes hacer daño a tu perro.

Cuidar la dentadura de nuestros compañeros es muy importante, y en este caso especialmente, pues los Yorkshire terrier generan gran cantidad de sarro. Por ello, lo mejor es lavar los dientes del perro desde cachorro, siempre poco a poco, con cuidado y con una pasta especial para canes. Por último, hay que destacar que estos perros no aguantan las temperaturas extremas, por lo que en invierno es recomendable vestirle con alguna ropa de abrigo para evitar temblores y problemas de salud asociados, como la bronquitis.

Actualizado: 16 de Enero de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

3%
de los propietarios de una vivienda en alquiler admite que el inquilino tenga una mascota
'Fuente: 'Portal inmobiliario Idealista’ '

PUBLICIDAD