PUBLICIDAD

Mascotas
Ragdoll, el gato más tranquilo del mundo
La raza de gato ragdoll (muñeca de trapo) debe su nombre a la relajación muscular que adquiere cuando le coges en brazos. Se caracteriza por su carácter tranquilo, casero y cariñoso, por lo que es ideal para casas con niños.
Escrito por Diana Oliver, Periodista especializada en mascotas, maternidad e infancia y vida sana

Características del gato ragdoll

La raza de gato ragdoll se caracteriza por su carácter tranquilo y muy cariñoso. El ragdoll (muñeca de trapo, en inglés) debe su nombre a la relajación muscular que adquieren cuando se les coge en brazos. Se queda “flojo”. Es un animal muy doméstico, que disfruta muchísimo de nuestra compañía, tanto es así, que es capaz de seguirnos hasta la misma ducha. Así que, si estamos pensando en ampliar la familia, y hay niños en casa, o personas mayores, será un compañero estupendo.

El ragdoll tiene una vida media de entre 12 y 15 años y, por lo general, goza de buena salud y pocos problemas a nivel genético, por lo que con unos buenos cuidados (alimentación, ejercicio, revisiones, e higiene) puede tener una vida plena y larga. Físicamente, es un gato de tamaño grande y muy robusto, de cuerpo musculoso, que puede pesar en el caso de las hembras entre tres kilos y medio y cinco, y en el de los machos entre cinco kilos y medio y ocho.

Tiene un pelo semilargo, pero su textura es poco propensa a los nudos por lo que no requiere excesivos cuidados en este sentido. El color de su manto no se define hasta los tres años, que es cuando alcanza su desarrollo pleno, y puede disponerse en dos o tres colores a lo largo de su cuerpo; siendo el blanco, el marrón, el chocolate y el gris, los colores más habituales para las combinaciones cromáticas. El ragdoll cumple uno de estos tres patrones:

  • Colorpoint (orejas, nariz, máscara, pies, patas y cola en un tono más oscuro que el resto del cuerpo).
  • Mitted (es similar al anterior, pero con los pies blancos y una franja blanca entre los ojos).
  • Bicolor (cuenta con una V del revés en tono blanco en la cara, y el resto del cuerpo es blanco menos la cola, el lomo y las orejas, que serán en tono marrón o gris).

Comportamiento del gato ragdoll

Carácter tranquilo, afectuoso y manejable”. Con esas tres palabras define Óscar Cortés Cardona, presidente de la Asociación Española del ragdoll y criador en Unreal ragdoll, la raza de gatos ragdoll, una familia felina que se ha hecho famosa en el mundo entero por su naturaleza relajada y su amor por la compañía humana. Esto último llega hasta límites insospechados, ya que el ragdoll es un gato que acompaña a su cuidador a todas partes, manifestando una necesidad enorme de su presencia: “si tienes un ragdoll seguramente no te faltará compañía en ningún momento, puesto que suelen seguirte a cualquier parte de la casa, incluso a veces hasta la misma ducha, ya que muchos de ellos sienten gran curiosidad por el agua en movimiento”, explica Óscar.

El origen del ragdoll se sitúa en Estados Unidos, años 60, de la mano de Ann Backer, quien obtuvo los primeros gatos cruzando su gata de Angora con un Sagrado de Birmania. Como hecho curioso relacionado con esta raza, el presidente de la Asociación Española del ragdoll cuenta que “The Algonquin Hotel de Nueva York ha tenido desde 1923 un gato que recibe a los huéspedes que acuden al hotel, y actualmente es una gatita ragdoll, Matilda III, la que se ocupa de esta importante tarea”.

Ragdoll

RAGDOLL

CARNET ZOOLÓGICO

  • Nombre científico: Felis catus
  • Vida media: de 12 a 15 años
  • Tamaño: grande
  • Peso: hembras de 3,5 a 5 kilos / machos de 5,5 a 8 kilos
  • Origen: Estados Unidos

Coste y mantenimiento

  • Ejemplar: 800 euros
  • Alimentación: 50 euros (aproximadamente)
  • Otros gastos: consultas veterinarias, vacunas, desparasitación y microchip

Actualizado: 1 de Marzo de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Diana Oliver

Periodista especializada en mascotas, maternidad e infancia y vida sana
Diana Oliver

PUBLICIDAD

Entrevista con el experto

Ingrid Ramón

Educadora canina experta en adiestramiento positivo, colaboradora con la Universidad Autónoma de Barcelona y autora del libro 'Entiende y educa a tu perro'.

Ingrid Ramón

Educadora canina y autora de 'Entiende y educa a tu perro'
“En España tenemos la idea de que solo hay que llevar al perro al adiestrador o al etólogo si hay un gran problema”

PUBLICIDAD

Salud en cifras

3%
de los propietarios de una vivienda en alquiler admite que el inquilino tenga una mascota
'Fuente: 'Portal inmobiliario Idealista’ '

PUBLICIDAD