PUBLICIDAD

Mascotas
Conejo Dutch
El conejo Dutch o conejo enano holandés se caracteriza por la franja blanca que divide su cuerpo en dos. Es dócil, cariñoso y tiene un tamaño ideal, características que le convierten en una de las mascotas más deseadas.
Escrito por Diana Oliver, Periodista especializada en mascotas, maternidad e infancia y vida sana

Consejos para la compra de un conejo Dutch

A la hora de comprar un conejo Dutch debemos tener claro que necesitará una serie de cuidados, atenciones y de mimos, lo que se traduce en tiempo y dedicación. Pero también dinero: al importe de la compra (entre 15 y 30 euros) debemos añadir el gasto mensual en alimentación, el habitáculo y la higiene del mismo, así como las visitas que necesitemos al veterinario. Por tanto, son cuestiones que debemos valorar antes de llevar esta mascota a casa.

Una vez tomemos la decisión es importante que nos informemos sobre la raza y busquemos un vendedor que realmente conozca a estos animales y que nos ofrezca garantías para que en el caso de que haya algún problema tras la compra estemos respaldados por un profesional. Si no responde a todas nuestras dudas con respecto al conejo Dutch o no nos asesora, mejor buscar otro.

A la hora de elegir un ejemplar de conejo enano holandés comprobaremos que su aspecto es saludable, que se mueve y que no tiene ninguna lesión, al menos aparentemente. También es recomendable ver el lugar en el que vive, si cubren sus necesidades y si, en general, es bien tratado.

Por supuesto, antes de llevarle a casa tendremos que haber dispuesto todo lo necesario para su comodidad en el hogar:

  • Una jaula amplia de al menos tres o cuatro metros para que el animal no se encuentre agobiado.

  • Importante que el animal reciba luz natural la mayor parte del tiempo.

  • A este habitáculo incorporaremos una pequeña caseta que le sirva como refugio, un comedero o dispensador de comida y un recipiente para el agua.

  • Importante cubrir el suelo con virutas prensadas para mantener el espacio lo más higienizado posible.

  • En el caso de que vayamos a tener más de un ejemplar, debemos saber que los machos son muy territoriales, por lo que si queremos tener más de un conejo Dutch de este género es mejor acomodarles en jaulas separadas. No ocurre lo mismo cuando son macho y hembra o dos hembras quienes van a convivir, ya que ambas parejas pueden vivir de forma armoniosa.

Actualizado: 7 de Octubre de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Diana Oliver

Periodista especializada en mascotas, maternidad e infancia y vida sana
Diana Oliver

PUBLICIDAD

Salud en cifras

3%
de los propietarios de una vivienda en alquiler admite que el inquilino tenga una mascota
'Fuente: 'Portal inmobiliario Idealista’ '

PUBLICIDAD