PUBLICIDAD

Mascotas
Husky siberiano
El husky siberiano es la mascota ideal para familias con niños por su carácter juguetón y sociable. Conoce las características de este perro, que no necesita demasiados cuidados excepto ejercicio diario y cepillado semanal.
Escrito por Diana Oliver, Periodista especializada en mascotas, maternidad e infancia y vida sana

Consejos para la compra de un husky siberiano

Dos criadoras sujetan en sus manos a cuatro cahorritos de husky siberiano

El cachorro de husky debe pasar al menos dos meses con su madre para evitar futuros problemas de socialización y comportamiento.

Como siempre, la adopción es la vía más solidaria (y recomendable) de conseguir una mascota, ya que ofrecemos una segunda oportunidad a animales desahuciados. Pero si, por el motivo que sea, preferimos comprar un husky siberiano, o cualquier otra raza de perro, debemos tener en cuenta quién vende el animal. Para evitar decepciones se recomienda ponerse en contacto con un criador que ofrezca garantías y que practique una buena ética. Una buena idea puede ser localizar el club de la raza a través de la Real Sociedad Canina de España.

Es importante que en el criadero respondan todas las dudas que podamos tener y que lo hagan con sentido común, demostrando un verdadero conocimiento de la raza. Que nos hablen tanto de los aspectos positivos como de los negativos de este tipo de perros es una buena señal de que estamos ante un profesional.

También debemos comprobar que tanto los animales como las instalaciones en las que habitan, disponen de todos los papeles en regla y de las condiciones higiénicas y sanitarias adecuadas. Será positivo encontrar lugares de recreo para los perros, así como que el criadero cuente con ejemplares retirados, tanto de cría como de exposiciones, ya que será un claro síntoma de que a esa persona le importan realmente sus perros.

Destacar también que sólo nos podremos llevar a casa el perro si éste tiene más de dos meses, pues es necesario que los cachorros pasen ese tiempo mínimo con su madre para evitar problemas futuros de socialización y comportamiento. Si el criador nos permite llevarnos antes al animal hay que tener en cuenta que no sólo no está pensando en qué es lo mejor para el perro sino que, además, con ello sólo busca ahorrarse dinero en alimentación y vacunas. No podemos olvidar la importancia de firmar un contrato de compra, así como disponer de la factura y, si procede, el pedigrí para evitar sorpresas desagradables y poder reclamar si fuera necesario.

Actualizado: 15 de Febrero de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Diana Oliver

Periodista especializada en mascotas, maternidad e infancia y vida sana
Diana Oliver

PUBLICIDAD

Salud en cifras

3%
de los propietarios de una vivienda en alquiler admite que el inquilino tenga una mascota
'Fuente: 'Portal inmobiliario Idealista’ '

PUBLICIDAD