PUBLICIDAD

Mascotas
Papillon
El perro papillon debe su nombre a sus grandes orejas en forma de alas de mariposa, y se caracteriza por ser un animal elegante, limpio, divertido y cariñoso; el perfecto compañero para tu hogar.
Escrito por Natalia Castejón, Periodista

Consejos para la compra de un papillon

Antes de comprar un perro papillon, y en general cualquier animal, debes tener en cuenta quién es el vendedor. Es importante que responda a vuestras dudas y que sus perros dispongan de todos los papeles en regla. Otro factor importante es que el animal tenga más de dos meses, pues es necesario que los cachorros pasen al menos ese tiempo con su madre. Al tratarse de un perro muy activo necesita paseos diarios y que en ocasiones incluyan algún tipo de juegos.

Una buena educación de esta raza es crucial para que con el paso del tiempo su comportamiento y su actitud no sean un problema. Corregirle, nunca de manera violenta, evitará que sea un perro celoso, posesivo, o dominante. Además, adiestrar al papillon puede ser muy gratificante para ambos, ya que aprende rápido a sentarse o a dar la patita. Es un animal muy sociable y que se adapta fácilmente a los hogares. Hay que tener especial cuidado con los niños, ya que aunque suelen llevarse muy bien con ellos, si se le aprieta mucho o se le aprisiona puede sentirse agobiado y morder.

El papillon es un buen compañero, ya que además de no necesitar muchos cuidados, excepto cepillarlo de vez en cuando para evitar que su pelo se enrede, también sabe distinguir muy bien los sentimientos de los que se encuentran a su alrededor, y disfruta siendo acariciado y dando besos a aquel que se le acerque. Es muy raro que un perro de esta raza se muestre holgazán, siempre suele estar jugando, corriendo de un lado a otro, o divirtiéndose dando vueltas en círculo. A la hora de salir a la calle, se mostrará ansioso en cuanto escuche el sonido de la correa o de las llaves. Es un perro muy sociable y tenderá a acercarse a cualquiera que se cruce con él.

Estos perros son muy ágiles y grandes saltarines, por lo que hay que tener especial cuidado con ellos, pues podrían fracturarse alguna patita. También pueden avisar con varios ladridos de que alguien viene a casa, pero se le debe enseñar que tras un par de ellos deben parar o la situación puede ser molesta. Es muy importante el espacio en el que viva el papillon, pues encontrará cualquier abertura que exista, y esto puede resultar peligroso para él. Por ello, se recomienda mantener en buen estado las vallas o verjas  de los jardines y escaleras.

Actualizado: 8 de Septiembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

3%
de los propietarios de una vivienda en alquiler admite que el inquilino tenga una mascota
'Fuente: 'Portal inmobiliario Idealista’ '

PUBLICIDAD