PUBLICIDAD

Mascotas
Pastor belga Malinois
El pastor belga Malinois es el más activo de los pastores belgas, un perro muy inteligente que requiere largos paseos y estimulación intelectual. Juguetón, noble y cariñoso, es el compañero ideal para los más deportistas.
Escrito por Sofía Larrucea, Periodista especializada en salud

Consejos para la compra de un pastor belga Malinois

Si quieres añadir un pastor belga Malinois a tu familia debes tener previamente algunos aspectos bien claros. En primer lugar, tendrás que dedicarle mucho tiempo. Se trata de un perro sumamente activo, por lo que tendrás que sacarlo varias veces al día (mínimo tres), y una de estas salidas debe ser de al menos una hora. Él necesitará correr libremente, oler e interactuar con otros perros, por lo que debes vivir en una zona que te permita acceder a esos espacios amplios. Si no dedicas el tiempo suficiente para que tu amigo queme energía, probablemente será un perro estresado y con problemas de conducta. Además de que, debido a su ansiedad, podrá destrozarte algún que otro mueble de la casa.

Asimismo, no solo tendrás que dedicar tiempo a los paseos, sino que también deberás estimularlo intelectualmente. Debido a su gran inteligencia, son unos perros que necesitan retos mentales para sentirse útiles y ocupados. Ellos adoran el entrenamiento y las pruebas de agility. De este modo, si no eres una persona activa y no dispones del tiempo diario suficiente para atender, salir a pasear, y enseñar cosas nuevas a tu amigo peludo, es mejor que no tengas un Malinois.

Además, aunque su pelo es corto, tiende a caerse constantemente. Por ello, si eres una persona escrupulosa, o sufres alguna alergia, también es mejor que no introduzcas esta raza en tu familia.

La vivienda es otro aspecto a tener en cuenta a la hora de comprar un pastor belga, porque estos perros necesitan amplios espacios para no sentirse enjaulados. Lo ideal es tener jardín, o una gran terraza donde ellos puedan salir y tomar el sol. Sin olvidar el aspecto económico. Aunque no es una raza que requiere de grandes cuidados (su pelo es corto) sí es verdad que, al tratarse de un perro de tamaño medio-grande, sus costes de mantenimiento serán más elevados que los que puede suponer un perro de raza pequeña. Por ello, si no tienes una estabilidad laboral, o económicamente no vas muy bien, por favor, no te comprometas a acoger a un Malinois, pues es posible que no puedas ofrecerle los cuidados que necesita de manera correcta.

Características físicas a fijarte al adquirir un pastor belga Malinois

El tamaño del Malinois debe ser mediano-grande, y su musculatura delgada y fuerte. La estructura de su cuerpo debe ser cuadrada. El Malinois es la única variedad del pastor belga que presenta el pelo corto. Un pelo que debe ser más abundante en el cuello y en la cola. Mientras que en el cuello el pelaje dibuja como una especie de collar que le da a esta raza un aire elegante, el de la cola hace que esta parezca una espiga.

El color del Malinois es cervato (marrón claro) mezclado con negro en algunas zonas. La máscara, por ejemplo, debe ser completamente negra. Su cabeza debe ser alargada y delgada y debe sostener a unas erectas orejas pequeñas y triangulares. Los ojos deben ser también de color oscuro y de forma almendrada.

El precio de un pastor belga Malinois variará mucho según donde lo compremos (en caso de que no hayamos podido adoptarlo). De manera que, mientras que en particulares lo podemos encontrar por 200 euros, en criaderos profesionales el precio de algunos ejemplares con pedigrí puede ascender hasta los 2.000 euros. 

Actualizado: 28 de Agosto de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

3%
de los propietarios de una vivienda en alquiler admite que el inquilino tenga una mascota
'Fuente: 'Portal inmobiliario Idealista’ '

PUBLICIDAD