PUBLICIDAD

Mascotas
Dálmata
El encantador dálmata es una de las razas más deseadas por los niños. Pero también es un can que requiere de gran compromiso por parte de sus dueños, ya que necesita largos paseos diarios para quemar toda su energía.
Escrito por Sofía Larrucea, Periodista especializada en salud

Salud y reproducción de los perros dálmata

Cuando tenemos un perro dálmata en casa debemos ser consciente que pueden sufrir algunos percances de salud y cómo podemos ayudarles a solventarlos de la mejor manera posible. La sordera es la principal enfermedad hereditaria en esta raza. Esta patología puede afectar a los dos oídos (en un 10% de los casos) o a uno solo (20%).

También es muy común que los dálmatas padezcan problemas cutáneos, como la dermatitis atópica, entre otros. Esta afección suele aparecer entre el primer y el tercer año de vida. La dermatitis atópica les provoca un intenso picor y hace que nuestros amigos se rasquen y se laman en exceso, generando, de este modo, el enrojecimiento y posterior sangrado en muchas zonas de su cuerpo. Las más comunes suelen ser las axilas y las pezuñas. Este picor extremo puede ser muy desesperante para ellos, impidiéndoles en algunos casos incluso dormir.

Desgraciadamente, también es frecuente que el dálmata sufra cálculo uretral. De manera que tienden a generar cálculos renales que puede causarles obstrucción uretral. De este modo, como no pueden expulsar la orina de manera adecuada, pueden llegar a sufrir una dilatación de la vejiga y una disfunción renal. Estado que les puede llevar a la muerte.

Reproducción de los dálmata

Las hembras dálmatas suelen tener el primer celo entre los 8 y los 12 primeros meses de vida. Un proceso que se repetirá cada seis meses. Si queremos que nuestra perrita sea madre, es aconsejable emparejarla una vez ha pasado su primer celo, siendo preferible no obstante esperarse al tercero, pues es cuando nuestra dálmata ha madurado por completo, por lo que la monta será más efectiva y habrá posibilidad de embarazo. En el caso de los machos, sin embargo, a pesar de que son fértiles a los seis meses de vida, es recomendable esperarse a que también maduren por completo, un hecho que suele acontecer cuando cumplen un año.

El mejor lugar para la monta

La etapa más fértil de la hembra de dálmata suele ser a los nueve días desde que se produjo el sangrado. Se aconseja que el lugar donde se produzca la monta sea un sitio sin distracciones y tranquilo, es decir, mejor en un espacio cerrado sin mucho estrés que en un parque. Lo ideal es que la hembra vaya al hogar del macho, pues de lo contrario, esta puede sentirse intimidada al ver entrar a un desconocido en su casa.

El embarazo de una hembra dálmata suele durar entre 58 y 62 días. Se trata de una raza muy prolífica, pues las hembras pueden llegar a tener más de diez cachorros. Además, cada camada será más numerosa que la anterior. Motivo por el que no resulta extraño el título de la película que popularizó a esta raza, 101 Dálmatas.

Actualizado: 30 de Mayo de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

3%
de los propietarios de una vivienda en alquiler admite que el inquilino tenga una mascota
'Fuente: 'Portal inmobiliario Idealista’ '

PUBLICIDAD