PUBLICIDAD

Mascotas
Ragdoll, el gato más tranquilo del mundo
La raza de gato ragdoll (muñeca de trapo) debe su nombre a la relajación muscular que adquiere cuando le coges en brazos. Se caracteriza por su carácter tranquilo, casero y cariñoso, por lo que es ideal para casas con niños.
Escrito por Diana Oliver, Periodista especializada en mascotas, maternidad e infancia y vida sana

Salud y reproducción del gato ragdoll

Como en cualquier gato, hay que tener especial cuidado con la ingesta de líquidos "para que a la larga no se tengan problemas de riñón y suministrar siempre piensos de calidad Premium combinado con alimento húmedo (latas)”, explica Óscar Cortés Cardona, presidente de la Asociación Española del ragdoll, quien añade que en el caso específico de la raza ragdoll (muñeca de trapo en inglés), “en general se trata de una raza fuerte y sin problemas de salud especiales, en comparación a cualquier gato común”. Sí advierte Cortés que debemos tener mucha precaución con las bolas de pelo”, dada la naturaleza de su manto, de ahí la importancia del cepillado.

Así mismo, Salvador Cervantes nos recuerda que, de aparecer alguna enfermedad en el animal, “la enfermedad inflamatoria intestinal, la cardiomiopatía hipertrófica y la displasia renal”, serían las más habituales en esta familia felina, junto con enfermedades de origen vírico como “el Feline Leukemia Virus (FeLV) y la Feline Inmudeficiency Virus (FIV)”.

Reproducción del gato ragdoll

Óscar Cortés Cardona, como criador de la raza en Unreal ragdoll, cuenta que “las gatas son poliéstricas estacionales y, por tanto, pueden tener celos todo el año”. Sin embargo, es a finales de invierno y a principio de la primavera las dos épocas de mayor capacidad reproductiva para esta raza de gatos.

Entre los siete u ocho meses y el año de edad, los gatos pueden comenzar a reproducirse. Tras el apareamiento, si la hembra ragdoll queda embarazada, vivirá una gestación que se extenderá a los largo de unos dos meses, y que culminará en un parto del que nacerá de media un total de cinco gatitos, pero pueden llegar a tener camadas numerosas. Cuenta Cortés que en una ocasión una gata tuvo una camada de 12 gatitos, y todos nacieron perfectos y sobrevivieron, aunque tuvieron que estar “muy encima de ellos las primeras semanas”.

Actualizado: 1 de Marzo de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Diana Oliver

Periodista especializada en mascotas, maternidad e infancia y vida sana
Diana Oliver

PUBLICIDAD

Salud en cifras

3%
de los propietarios de una vivienda en alquiler admite que el inquilino tenga una mascota
'Fuente: 'Portal inmobiliario Idealista’ '

PUBLICIDAD