PUBLICIDAD

Mascotas
Labrador retriever
De temperamento noble, dócil, cariñoso e inteligente, el labrador retriever es una de las mascotas más populares y la raza más utilizada como perro de rescate, de asistencia o en terapias con animales.
Escrito por Diana Oliver, Periodista especializada en mascotas, maternidad e infancia y vida sana

Salud y reproducción del labrador retriever

El labrador retriever es una raza que, en general, no padece problemas de salud importantes. Sin embargo, es cierto que hay algunas patologías que pueden afectarle, como problemas oculares (cataratas o displasia de retina), miopatía de la cola, o distrofia muscular. A medida que el animal envejece puede sufrir displasia de cadera, una enfermedad bastante común entre los labradores y que tiene origen genético.

En nuestra mano está la longevidad de nuestro can y que su vida no sólo sea larga sino también de calidad. Libre de achaques, o al menos con los mínimos. Es tan sencillo como ofrecerle unos cuidados óptimos y un estilo de vida saludable. Para ello es importante que mantengamos al día su cartilla de vacunación y que acudamos de forma periódica a revisiones veterinarias para comprobar que el animal está sano.

El labrador es un perro con tendencia a la obesidad y el sobrepeso, patologías que llevan asociadas otras como problemas de articulaciones o huesos, por lo que brindándole una alimentación sana y ejercicio diario estaremos contribuyendo a evitarle muchos trastornos.

Reproducción del labrador retriever

La reproducción del labrador retriever es semejante a la de las demás razas. El celo en la hembra aparece entre los seis meses y el año de vida, pero no es recomendable emparejarla antes del tercer celo. Éste aparece cada seis o siete meses, incluso puede que solo una vez al año, durante un período de entre cinco y quince días. Puede que se sienta algo más nerviosa o apática durante el celo. Después de esta fase, la perra rechazará cualquier tipo de contacto sexual.

Después del apareamiento, si la hembra ha quedado embarazada, comenzará el período de gestación, que durará unos dos meses. Pasado ese tiempo el labrador retriever suele dar a luz camadas bastante numerosas formadas por seis o siete cachorros. Cuando nazcan comenzará su período de lactancia, que no deber ser interrumpido antes de un mínimo de cinco semanas, momento en el que suele comenzar el destete

Actualizado: 24 de Octubre de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Diana Oliver

Periodista especializada en mascotas, maternidad e infancia y vida sana
Diana Oliver

PUBLICIDAD

Salud en cifras

3%
de los propietarios de una vivienda en alquiler admite que el inquilino tenga una mascota
'Fuente: 'Portal inmobiliario Idealista’ '

PUBLICIDAD