PUBLICIDAD

Mascotas
Loro arcoíris
El loro arcoíris, caracterizada por sus plumas de vivos colores, es un ave muy sociable, cariñosa y juguetona, pero requiere cuidados permanentes y complejos, por lo que no es apta para personas con poco tiempo libre.
Escrito por Diana Oliver, Periodista especializada en mascotas, maternidad e infancia y vida sana

Alimentación e higiene del loro arcoíris

La alimentación del loro arcoíris no es sencilla. Este es uno de los principales motivos que los expertos esgrimen para no recomendar este tipo de loro como primera mascota si no tenemos conocimientos previos sobre ello. En este sentido, Miguel Suárez Corihuela, veterinario especialista en animales exóticos en Clínica Exovet, explica que su dieta es compleja porque “son aves fundamentalmente nectarívoras y frugívoras, (de hecho, su lengua tiene forma de cepillo para poder aprovechar el néctar y polen de diversas plantas) y esto supone que está compuesta por néctar, frutas, flores e incluso algunos insectos; algo que debemos respetar fielmente para que nuestro ave tenga buena salud a largo plazo”.

Advierte también Miguel que, aunque hoy en día existen preparados comerciales aptos para este tipo de aves, “no siempre son fáciles de encontrar, salvo que recurramos a su compra por Internet o a tiendas muy especializadas”.

Por su parte, Gonzalo Blanco añade que “hay algunos ‘néctares secos’ o piensos que podrían darnos algo de flexibilidad a la hora de alimentarlos puesto que estos se pueden poner en un comedero normal (como el que se utiliza para las semillas para los loros que comen semillas) y reponerlo cada dos o tres días. Con este tipo de néctar seco hace falta un segundo recipiente al lado ya que ellos comen de esta "harina" y automáticamente beben, ensuciando pronto el recipiente. Lo más alejado posible de ambos se debe situar un tercer recipiente para que tengan siempre agua limpia disponible”.

En cuanto a la fruta, el cofundador de la 'Asociación Española de Aficionados a los Loris, Loritos y Loriculus' señala que salvo el aguacate (que no es apto para las aves) se les podría dar todas las demás (manzana, pera, granadas, uvas, melón, papayas, naranja, mango…); teniendo siempre en cuenta que “cada loro es un mundo y no todos prefieren las mismas frutas”. Así mismo incide en el hecho de tener sentido común a la hora de alimentarles: “No darles leche, chocolate, patatas fritas, etc. Sí podría darse si lo quieren algún macarrón hervido o arroz de vez en cuando. Solo hervido, sin sal ni salsas de ningún tipo. Hay quienes les dan semillas germinadas o simplemente ablandadas durante la noche en agua (se puede hacer siempre que antes se laven perfectamente).

Alimentación del loro arcoíris

Por último, se debe tener en cuenta que la alimentación del loro arcoíris no es tan económica como la de otras especies. “La alimentación de este tipo de aves será siempre más cara que la que pudiera darse a otros loros como los yacos o amazonas ya que el néctar que se utiliza para hacer su comida es entre 5 y 15 veces más caro. Un kilo del néctar puede rondar desde 15 el kilo a 30 euros tres kilos, dependiendo de la marca y la cantidad. A parte, la fruta y la verdura que requiera el ave”, explica Blanco quien, además, señala que desde la asociación han sido testigos de casos de cuidadores que tras recibir las instrucciones de su alimentación, pasado tan solo un mes han decidido venderlos “porque no aguantaban el ritmo de comidas (el néctar hay que prepararlo a diario y desechar lo que no se coman ese día) y sobre todo las heces líquidas posteriores”.

Higiene y limpieza del loro arcoíris

Un aspecto importante a tener en cuenta si vamos a llevar un loro arcoíris a casa es que las heces de este ave son acuosas y las lanzan casi a presión. Según explica Roger Domingo, veterinario especializado en animales exóticos en Els altres, esto ocurre porque “su dieta tiene un alto contenido en agua”, lo que se traduce en heces muy líquidas que “pueden manchar todo lo que hay alrededor del aviario o jaula, pero también incluso los sofás, las cortinas o las paredes del hogar”. Por tanto, es importante para Roger Domingo que si nos decidimos a tener un lori debemos tener presente la limpieza regular, no solo del aviario o jaula, sino también de los alrededores de ésta y del resto de la casa cuando le dejemos libre para volar y ejercitarse.

En cuanto a la higiene propia del loro arcoíris para Gonzalo Blanco “lo ideal sería poder proporcionarle una pequeña bañera para que ellos mismos se bañaran a diario si así lo desean”. Bastará con que dispongamos un plato o una bandeja de barro de unos 20 centímetros de diámetro y que contenga agua limpia. Pese a que si están en exterior se les puede poner pequeños aspersores o nebulizadores, para Gonzalo es recomendable mantener siempre el recipiente con agua, ya que “hay quienes prefieren más el baño que la ducha”. 

Actualizado: 19 de Septiembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Diana Oliver

Periodista especializada en mascotas, maternidad e infancia y vida sana
Diana Oliver

PUBLICIDAD

Salud en cifras

3%
de los propietarios de una vivienda en alquiler admite que el inquilino tenga una mascota
'Fuente: 'Portal inmobiliario Idealista’ '

PUBLICIDAD