PUBLICIDAD

Mascotas
Zarigüeya
La zarigüeya es un pequeño mamífero marsupial muy popular en América. Es un animal de hábitos nocturnos con un aspecto similar al de una rata. Si la quieres como mascota, te contamos sus características.
Escrito por Diana Oliver, Periodista especializada en mascotas, maternidad e infancia y vida sana

Características de la zarigüeya como mascota

La zarigüeya es un mamífero de pequeño tamaño muy conocido en el continente americano, lugar del que proviene. Es uno de los marsupiales más antiguos del planeta, ya que según revelaba un estudio realizado en 2009 por Inés Horovitz, investigadora de la Universidad de California (Estados Unidos), hay múltiples fósiles de este animal que datan de hace más de 65 millones de años, momento de la extinción de los dinosaurios, y que dio paso a la evolución de los mamíferos.

Se caracteriza por un aspecto físico poco atractivo, similar en parte al de una rata. Esta singularidad la convierte en un animal querido y rechazado a partes iguales, ya que si bien muchos ven su apariencia como algo negativo y desagradable, llegando incluso a maltratarla y a matarla si se cruzan en su camino, otros admiran su rareza, convirtiéndola en una mascota exótica de la que presumir y a la que admirar.

Su cuerpo es bastante compacto y está recubierto por un pelaje medio bastante espeso en diversos tonos grises, marrones, blancos, o negros. La cabeza es alargada y cuenta con unas diminutas orejas redondas, así como con un hocico prolongado de color rosado, y unos ojos negros redondos y brillantes como canicas. Tiene cuatro patas bastante cortas, pero muy flexibles, que acaban en unos dedos finos y fuertes, así como una cola prensil desprovista de pelo (tan solo en la base de la misma), que le permite un agarre extraordinario, algo muy importante en libertad, ya que su hábitat natural se encuentra entre los árboles de las selvas tropicales. Son grandes trepadoras, pero son bastante torpes y lentas caminando en el suelo, por lo que puede llegar a ser bastante peligroso que se encuentren fuera de su espacio.

Tienen un tamaño medio no demasiado grande, entre 15 y 40 centímetros sin contar el largo de la cola (siendo los machos mucho más grandes que las hembras), y un peso que no suele sobrepasar los 5 kilos. Pueden llegar a vivir hasta 7 u 8 años. Hablamos de un marsupial, por lo que la hembra, a diferencia del macho, está dotada de una bolsa externa en el vientre denominada marsupio, que cumple la función de proteger y alimentar a las crías durante varias semanas tras la gestación intrauterina.

Comportamiento de la zarigüeya

Una de las características principales en cuanto al comportamiento de la zarigüeya es que es bastante imprevisible, algo nerviosa y activa. Pese a que es un tipo de animal completamente inofensivo, Jordi Aguiló, veterinario especializado en mascotas exóticas de Tot Exotic Valencia, nos advierte de que las zarigüeyas “son animales que si no se tienen en buenas condiciones pueden volverse agresivos, y corren el riesgo de que la gente los suelte y se conviertan en una plaga en libertad”. Y nos recuerda que esto no es un hecho desconocido, ya que existe el precedente de abandonos con los mapaches y los coatíes: “hace unos años, la gente compraba este tipo de animales de cachorros porque eran muy graciosos, luego crecían, se hacían agresivos, y la gente los tenía que sacrificar, o los soltaba en libertad, convirtiéndoles en invasores. De hecho, hay problemas en algunas comunidades (como Madrid) por la cuestión de los mapaches”.

Un rasgo característico del comportamiento de la zarigüeya es su desarrollado instinto de autoprotección. Cuando este animal se siente en peligro vital baja su ritmo cardíaco hasta niveles prácticamente imposibles de detectar, entrando en una especie de coma involuntario. Incluso desprenden mal olor, ponen una mueca de fatalidad, y su cuerpo se queda rígido simulando estar muerta. “Cuando se sienten amenazados hacen un ruido característico (‘hiss’) y luego se quedan como congelados con la boca semiabierta enseñando los dientes”, explica Jordi. De hecho, existe una expresión inglesa que relaciona “hacerse la zarigüeya” con “hacerse el muerto”.

Por último, destacar que la zarigüeya, además, es un animal de hábitos nocturnos, es decir, mantiene una actividad considerable durante la noche (su momento de mayor acción es de 11 de la noche a 2 de la madrugada), por lo que es importante que tengamos este dato en cuenta si estamos pensando en llevar a este marsupial a casa, para no llevarnos sorpresas que puedan hacernos arrepentirnos de nuestra decisión.

Zarigüeya

ZARIGÜEYA

CARNET ZOOLÓGICO

  • Nombre científico: Didelphis virginiana
  • Familia: Didelphidae
  • Orden: Didelphis
  • Clase: Mammalia  
  • Vida media: 7-8 años
  • Tamaño: 91 centímetros de media (incluida la cola)
  • Peso: hembras 2-3 kilos / Machos 4-5 kilos
  • Origen: Norteamérica
  • Habitat: selvas y bosques tropicales

Coste y mantenimiento

  • Ejemplar: De 500 a 7000 euros
  • Alimentación: De 60 a 300 euros al mes

Actualizado: 15 de Septiembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Diana Oliver

Periodista especializada en mascotas, maternidad e infancia y vida sana
Diana Oliver

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

3%
de los propietarios de una vivienda en alquiler admite que el inquilino tenga una mascota
'Fuente: 'Portal inmobiliario Idealista’ '