PUBLICIDAD

Mascotas
Loro arcoíris
El loro arcoíris, caracterizada por sus plumas de vivos colores, es un ave muy sociable, cariñosa y juguetona, pero requiere cuidados permanentes y complejos, por lo que no es apta para personas con poco tiempo libre.
Escrito por Diana Oliver, Periodista especializada en mascotas, maternidad e infancia y vida sana

Consejos para la compra de un loro arcoíris

El loro arcoíris no una especie fácil de mantener por lo que no es la mejor opción como primera mascota en casa si no tenemos experiencia previa con otras especies de aves. Lamenta Gonzalo Blanco, uno de los socios fundadores de Loriidae (Asociación Española de Aficionados a los Loris, Loritos y Loriculus) que en el caso de los loris “a veces se lleven a casa sin tener conocimientos suficientes sobre estas aves”, lo que repercute de manera negativa en el animal: “Se ha visto como se alimentaba a estos loros solamente con pipas o semillas, algo que podrían comer de manera ocasional; incluso se les ha visto comer de recipientes que la gente deja en sus jardines y en el que echan semillas o carne para otras especies de aves cuando su alimentación realmente se basa en fruta y néctar”.

Es por ello que para empezar a tener loros arcoíris, se puede ir consultando información a través de criadores, veterinarios especializados en animales exóticos o de asociaciones como Loriidae.

Loro arcoíris

En cuanto al precio de un ejemplar de loro arcoíris, Gonzalo Blanco expone que en España oscila entre los 180 y los 200 euros, siendo poco significativa la adopción de este tipo de aves, pero insiste en que la inversión importante debería hacerse en el aviario: “Siempre se dice que una jaula o aviario debe ser más cara que el ave que se quiera poner dentro. Toda infraestructura para un ave nunca va a ser suficiente, pero al menos habría que darle un espacio mínimo de dos metros para que pueda ejercitarse y mantenerse sano”. Insiste Gonzalo en que las jaulas pueden hacerse con simple malla electrosoldada y suspendida, “que es la más barata y fácil de limpiar”, pero también se pueden construir grandes estructuras de obra o aluminio.

Una vez tomada la decisión de comprar este ave, y en base a la experiencia del cofundador de Loriidae, antes de llevar a casa un loro arcoíris debemos tener en cuenta las siguientes consideraciones:

  • Esta especie es la más común en España y Europa y es fácil de adquirir. Se recomienda contactar con varios criadores y solucionar a través de ellos todas las dudas que pudieran surgir sobre el ave.
  • Es importante acudir siempre a un veterinario especialista en animales exóticos para cuestiones relacionadas con el manejo, la salud y la nutrición, y a un etólogo de psitácidas para consultas de tipo comportamental.
  • Antes de adquirir un ejemplar, y tras haberse informado sobre la alimentación y sobre su alojamiento, y de tener tanto de lo uno como de lo otro, lo ideal es desplazarse hasta la casa del criador para ver cómo los tiene y cómo los cuida.
  • Para saber si el loro arcoíris está sano es importante observar: que el ave esté activa, ya que los loris prácticamente siempre lo están. A nivel físico, que el plumaje no se vea alterado, revuelto o le falten plumas, que el pico sea de un tono rojo fuerte, que las patas y uñas estén en perfecto estado (aunque el hecho de que les falte una uña no es problema, ya que a veces podrían perderlas con un enganchón con la malla de la jaula) y que los ojos se presenten brillantes y sin humedad alrededor.
  • Lo ideal es que pueda estar suelta por casa el máximo tiempo posible, ya que así va a hacer suficiente ejercicio para mantenerse en perfectas condiciones físicas. Hay que evitar peligros como ventanas y puertas que dan a la calle abiertas, o ventanas o puertas de cristal sin proteger para evitar choques con los cristales.
  • Cuidado con las plantas domésticas (hay algunas venenosas en general para las aves), los cables o que entren en la cocina.
  • En el caso de ejemplares “no mansos” se requiere un aviario de al menos dos metros. Si se trata de loros arcoíris que hayan sido criados a papilla sirve una jaula amplia donde pueda dormir, ya que para hacer ejercicio servirán las sueltas por casa. La amplitud del habitáculo es siempre importante para que el animal no se sienta agobiado durante los momentos que deba permanecer en él. Allí debe tener su comida, agua fresca siempre disponible y le servirá de cobijo para descansar y dormir.
  • El ave debe recibir luz natural, si no durante todo el tiempo, sí durante la mayor parte del día.
  • Son loros bastante ruidosos, por lo que hay que pensárselo muy bien antes de adquirir uno si va a vivir en un piso.
  • Debido a que tienen una dieta muy húmeda, sus deposiciones son más líquidas en comparación con el resto de las aves, lo que nos obligará a extremar la higiene tanto en el aviario o jaula como en el hogar.
  • El loro arcoíris, como la gran mayoría de especies de psitácidas, es un animal gregario, por lo que si el cuidador no va a poder dedicarle mucho tiempo sería recomendable que el loro estuviese acompañado por otro congénere de la misma especie. El hecho de que esté con un compañero de su especie no quiere decir que se olvide de nosotros.

Actualizado: 19 de Septiembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Diana Oliver

Periodista especializada en mascotas, maternidad e infancia y vida sana
Diana Oliver

PUBLICIDAD

Salud en cifras

3%
de los propietarios de una vivienda en alquiler admite que el inquilino tenga una mascota
'Fuente: 'Portal inmobiliario Idealista’ '

PUBLICIDAD