PUBLICIDAD

Mascotas
Caballo Pinto
El caballo Pinto es una raza de caballo que se caracteriza por su piel manchada y a la que es imposible no relacionar con las historias del viejo Oeste americano. Son animales dóciles e inteligentes que presentan una gran resistencia para los trabajos en el campo.
Escrito por Diana Oliver, Periodista especializada en mascotas, maternidad e infancia y vida sana

Salud y reproducción del caballo Pinto

El caballo Pinto es un animal relativamente fácil de mantener y cuidar ya que, en general, no suele presentar problemas de salud importantes asociados a la raza. La única preocupación para nosotros debe ser la sobrealimentación o la falta de ejercicio e higiene. Importantes las revisiones periódicas con el veterinario y llevar al día la cartilla de vacunación.

Sí debemos saber que algunos ejemplares portan un gen que da lugar al Síndrome letal blanco. Dicho gen no afecta a los portadores pero sí al potro, que muere irremediablemente al poco de nacer. Éste es uno de los motivos por los que a los criadores de caballo Pinto se le exige que para poder emparejar a dos caballos ninguno de los dos debe ser portador de dicho gen. Esto se comprueba a través de un análisis de ADN. Por el momento no existe una solución a este problema más allá de la prevención.

Cría y reproducción del caballo Pinto

Si bien el caballo Pinto alcanza su pubertad a los dos años, no será hasta los cuatro cuando alcance la madurez sexual. A partir de ese momento podremos ser testigos del proceso reproductivo del equino, que se desarrollará desde finales del invierno hasta el verano. Los meses de abril a junio son especialmente interesantes para este fin, de ahí que sean denominados 'meses de monta'.

El celo de los machos se reconoce porque están más inquietos y relinchan de forma intensa. En las hembras el celo dura unos cinco días. Durante este tiempo observaremos que buscan continuamente colocarse en una posición inclinada, aumentando además el número de micciones, y que desprenden una especie de líquido espeso de color rojo por la vagina. Serán las feromonas presentes en la orina y esas descargas vaginales las que informen al macho de que está preparada

Tras el apareamiento, que llegará tras un cortejo metódico y elegante, es fácil identificar si la hembra de caballo Pinto está embarazada, ya que muestra una serie de síntomas muy claros: aumento del apetito, mamas hinchadas y no aparecerá el celo durante varios meses. Los cuidados en este caso deben multiplicarse y prestar especial atención a su estado durante los paseos.

Tras una gestación de 330 a 350 días llegará el día del parto. La yegua presentará evidentes signos físicos: la apertura de los labios de la vulva y el aumento de la hinchazón de sus mamas. Tras un breve parto, alumbrará a un potro que será amamantado por la madre durante unos seis o siete meses.

Actualizado: 14 de Octubre de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Diana Oliver

Periodista especializada en mascotas, maternidad e infancia y vida sana
Diana Oliver

PUBLICIDAD

Salud en cifras

3%
de los propietarios de una vivienda en alquiler admite que el inquilino tenga una mascota
'Fuente: 'Portal inmobiliario Idealista’ '

PUBLICIDAD