PUBLICIDAD

Mascotas
Aprender a montar a caballo
Practicar la equitación te ayudará a mantenerte en forma mientras disfrutas de la naturaleza. Nunca es tarde para aprender a montar a caballo, así que toma nota de nuestros consejos básicos para novatos.
Escrito por Santiago Jiménez, Monitor de equitación

Beneficios de la equitación para la salud

Beneficios de la equitación para la salud

La equitación tonifica la masa muscular, mejora la postura, favorece la coordinación motriz, y te mantiene en forma.

Además de la diversión que puede proporcionarnos el montar a caballo, junto al disfrute del contacto con la naturaleza y el propio animal que nos aporta esta actividad, aquellos que se introduzcan en este mundo descubrirán que los beneficios de la equitación para nuestra salud son muchos: proporciona elasticidad y equilibrio, y se activan ciertos músculos que no se suelen activar con otros deportes. La práctica regular tonifica la masa muscular, mejora la postura, favorece la coordinación motriz, y te mantiene en forma. Y es que aunque muchos piensan que montar a caballo no implica ningún esfuerzo, y si vas de paquete en la grupa del caballo probablemente te canses muy poco –sobre todo si el animal va al paso–, montar de verdad es un gran ejercicio.

A nivel psicológico y emocional, el vínculo con un animal inteligente como el caballo, y la necesidad de entrenarlo y adiestrarlo, precisa de nuestra implicación a nivel personal y fomenta la responsabilidad, la paciencia y la constancia.

Esto es especialmente importante en el caso de los niños, a los que la práctica ecuestre les hace ir adquiriendo responsabilidad y respeto por un ser vivo que siente, que pesa entre 400 y 700 kg, con mucha fuerza, y realizando una actividad en común en la que han de ganarse su confianza.

El niño establece así una relación de complicidad con el caballo, ya que no se trata solo de montar, sino de interactuar con un ser maravilloso que transmitirá a los más pequeños su sensibilidad, su nobleza, su fidelidad y su cariño. El trato con los caballos les permitirá desarrollar su afectividad y potenciar su equilibrio, atención, memoria, paciencia y concentración.

Contraindicaciones de la equitación

Existe, sin embargo, una contraindicación importante para la práctica de la equitación: no es aconsejable que realicen esta actividad las personas que por desgracia sufran alguna lesión medular.

Tampoco debes montar durante el embarazo, si tienes una hernia discal, o si padeces alergia al pelo de los animales.

Aunque hay jinetes y amazonas que montan a diario a pesar de sufrir diversas molestias, es conveniente que consultes a tu médico, e incluso que te sometas a un reconocimiento médico deportivo ante de comenzar a montar, para estar seguro de que no tienes ninguna patología que te lo impida.

Actualizado: 25 de Febrero de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

3%
de los propietarios de una vivienda en alquiler admite que el inquilino tenga una mascota
'Fuente: 'Portal inmobiliario Idealista’ '

PUBLICIDAD