PUBLICIDAD

Mascotas
Aprender a montar a caballo
Practicar la equitación te ayudará a mantenerte en forma mientras disfrutas de la naturaleza. Nunca es tarde para aprender a montar a caballo, así que toma nota de nuestros consejos básicos para novatos.
Escrito por Santiago Jiménez, Monitor de equitación

Consejos básicos para aprender a montar a caballo

Consejos básicos para aprender a montar a caballo

Un poni no es más seguro para un niño que un caballo porque sea más bajito; lo importante es que el animal tenga buen carácter.

Si ya te has decidido a iniciarte en la equitación o estás comenzando tus primeras clases, te ofrecemos unos consejos básicos que debes tener en cuenta para aprender a montar a caballo:

  1. No tengas prisa, ve con calma, y elige buenos profesionales que te asesoren y te formen de acuerdo a lo que busques en el mundo hípico.
  2. No suele haber caballos malos, y todas sus reacciones tienen un porqué aunque lo desconozcamos. Y decimos que no es frecuente que te encuentres con un caballo malo cuando te inicies en la equitación, porque los que no son buenos no te los vas a encontrar en una hípica, y mucho menos estarían destinados al aprendizaje de los alumnos.
  3. No pretendas someter al animal por medio de la agresividad; sé firme cuando tengas que serlo, pero no agresivo. Hay una gran diferencia entre agredir y ser firme. Trata de entender el carácter y psicología del caballo, y que él sea una continuación de tu cuerpo: siente!!!!
  4. Si tienes mucho miedo, bájate, porque no hay nada ni nadie que te lo pueda quitar y el caballo nota tus miedos e inseguridades. Sólo tú serás capaz de confiar en él y en tus capacidades; siempre se ha de tener respeto, pero no miedo, ya que el miedo bloquea y el respeto nos pone en nuestro lugar y nos mantiene alerta ante un posible peligro.
  5. No montes siempre al mismo caballo, pide montar otros porque todos, sin excepción, te enseñan infinidad de cosas. Así evitarás lo que les ocurre a algunas personas que montan siempre el mismo caballo y que cuando van a otro sitio y montan a otro descubren que no saben…
  6. Recuerda que en la equitación todos los días se aprende algo nuevo, independientemente del tiempo que lleves montando. Pregunta cualquier duda que tengas. Hay muchos jinetes de los que puedes aprender infinidad de cosas, prueba a poner en práctica sus recomendaciones, adaptándolas a tu forma de montar, y comprobarás que seguro que hay algo que te sirva a ti.
  7. Si quieres que tu hijo aprenda a montar no deduzcas que un poni es mejor o más seguro que un caballo porque es más bajito. Un poni con mal carácter es capaz de girar donde un caballo no lo haría, así que ya sea un caballo o un poni asegúrate de que sea tranquilo; hay ponis y caballos magníficos.
  8. Nunca montes sin casco, y es muy aconsejable llevar también un protector de espalda.
  9. Antes o después todos nos caemos, el único que no se cae es el que no monta o lo hace de pascuas a ramos. Cuando te caigas, inmediatamente arriba, aunque sea al paso; hay que acabar la clase con un logro, no con un fracaso (esto se aplica tanto al caballo como al jinete).
  10. Prueba hasta que des con el profesor más apropiado para ti, y con esto me refiero a que te entienda y sepa transmitirte lo que necesitas. Hay muchos jinetes y amazonas que montan normal pero enseñan espléndidamente y, por el contrario, los hay que montan muy bien pero no saben cómo transmitir sus conocimientos. La empatía es un bien escaso.

Actualizado: 16 de Diciembre de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

3%
de los propietarios de una vivienda en alquiler admite que el inquilino tenga una mascota
'Fuente: 'Portal inmobiliario Idealista’ '

PUBLICIDAD