PUBLICIDAD

Mascotas
Cómo funcionan los albergues de animales
En los albergues de animales se trabaja sin descanso porque sus huéspedes necesitan atención y cuidados las 24 horas del día, los 365 días del año. Es una tarea dura pero muy gratificante. Conoce su funcionamiento.
Escrito por Diana Oliver, Periodista especializada en mascotas, maternidad e infancia y vida sana

Objetivos y funciones de un albergue de animales

Una joven acaricia a un perro callejero

En el albergue los animales se recuperan física y psicológicamente, pero su objetivo final es encontrarles un hogar definitivo.

Los albergues son la salvación de los animales que han sido abandonados o maltratados, se han perdido o, lamentablemente, sus dueños no pueden seguir atendiendo. Gracias a estos centros sin ánimo de lucro estos animales aspiran a tener una segunda oportunidad. Por lo tanto, la mayor prestación que ofrecen los albergues es el de la acogida temporal, un concepto muy amplio en el que se incluyen: cuidados veterinarios, ejercicio físico, afecto, educación, alimentación, limpieza... Y que es complementado por acciones de tipo administrativo (cuestiones legales del centro, gestión de adopciones, coordinación del voluntariado, búsqueda de financiación…), organización de actividades y eventos de promoción y concienciación y, por supuesto, de formación (formar voluntarios y reciclaje de personal).

“El abandono animal es casi 'una plaga'. El problema ha alcanzado cifras escalofriantes debido a la tenencia irresponsable, la cría descontrolada, la venta ilegal… La falta de apoyo y control por parte de autoridades y administraciones hace que cada día un elevado número de animales sean abandonados”, relata Elena Rodríguez, que colabora como voluntaria en la protectora El Trasgu. Ante este panorama tan complicado el trabajo de albergues como El Trasgu es de gran valor.

La recuperación física y psicológica de los animales que llegan a un albergue suele ser el primer cometido al que se enfrentan sus miembros. A partir de aquí se espera que su estancia sea lo más breve posible, ya que el objetivo final (y primordial) del albergue ha de ser encontrarles un hogar definitivo a las mascotas, es decir, la adopción.

Para fomentar las adopciones, este tipo de entidades organizan actividades y eventos de divulgación cumpliendo, por tanto, una doble misión: educar a la ciudadanía para evitar actitudes irresponsables hacia los animales e intentar ofrecer, utilizando todos los medios que están a su alcance, una nueva vida a animales desahuciados. Además de actividades y eventos, Internet se ha convertido en una herramienta de gran utilidad para facilitar a los albergues la adopción de sus acogidos.

En la Asociación Protectora El Trasgu su especialidad son las segundas oportunidades: “El albergue se encarga de dar hogar temporal a animales, bien abandonados por sus dueños, bien cedidos por éstos por causa mayor. Allí reciben todas las atenciones necesarias tanto física como emocionalmente. Mientras, se les buscan nuevos hogares, difundiendo, mostrando, asesorando e informando, para que éstos sean dignos y tengan esa segunda oportunidad que se merecen. Ese es nuestro objetivo principal”, nos asegura Elena.

Actualizado: 24 de Octubre de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Diana Oliver

Periodista especializada en mascotas, maternidad e infancia y vida sana
Diana Oliver

PUBLICIDAD

Salud en cifras

3%
de los propietarios de una vivienda en alquiler admite que el inquilino tenga una mascota
'Fuente: 'Portal inmobiliario Idealista’ '

PUBLICIDAD