PUBLICIDAD

Mascotas
Colaborar como voluntario en una protectora animal
La paciencia, la sensibilidad, y el sentido de la responsabilidad son las virtudes de los voluntarios que buscan devolver la felicidad a animales abandonados. Explicamos los pasos a seguir para colaborar en una protectora animal.
Escrito por Diana Oliver, Periodista especializada en mascotas, maternidad e infancia y vida sana

Pasos a seguir para colaborar en una protectora animal

Pasos a seguir para colaborar en una protectora animal

La figura del voluntario es el pilar fundamental sobre el que se sostiene el correcto funcionamiento de una protectora de animales.

Colaborar con una protectora animal requiere de un trabajo previo de información y concienciación. Cada organización puede tener un procedimiento diferente de actuación (tiene su forma de gestionarse, sus propias necesidades, sus actividades, sus requisitos...), pero suelen parecerse bastante así que, si estás buscando colaborar como voluntario en una protectora animal, estos son los pasos que debes seguir para hacerlo:

1. Búsqueda y selección de una protectora de animales. En primer lugar, debes buscar una protectora de animales que te de confianza y, por supuesto, que cumpla con todos los requisitos legales necesarios para su correcto funcionamiento. Internet es una herramienta estupenda para encontrarla. Selecciona la que más encaje con tus valores y, si lo requieres, pregunta en foros especializados sobre ella. ¡Toda información es bienvenida!

2. Contacto. ¿Te has decidido ya por tu favorita? Adelante, es hora de ponerte en contacto con ellos para saber si necesitan ayuda de voluntarios (y lo más probable es que así sea, ya que en las protectoras siempre hay trabajo por hacer). En general, todas suelen contar con su propia página web, donde encontrarás formularios de contacto, emails o teléfonos para comunicarte.

3. Elección del tipo de colaboración. Puesto que las protectoras de animales suelen ser entidades sin ánimo de lucro, toda ayuda es poca y cualquier tipo de colaboración será bien recibida. Elije si quieres participar económicamente, si prefieres trabajar mano a mano con ellos en su rutina diaria, o si te apetece ayudar desde casa. Decidas lo que decidas, hazlo con responsabilidad, ya que es fundamental que te comprometas con la labor que vas a llevar a cabo.

4. Formación. Algunas entidades instan a sus futuros voluntarios a realizar cursos de formación para conocer más a fondo el funcionamiento de la protectora de animales, sus tareas y sus objetivos. De esta forma, el voluntario toma plena conciencia de la importancia de su labor en la asociación y podrá desarrollar mejor su cometido, garantizando el bienestar de los animales. Así nos lo explica Virginia, Coordinadora de Voluntariado de la APAP-Alcalá (Madrid, España): “para formar parte de la asociación, antes de ingresar acuden a una charla informativa sobre protección animal, tenencia responsable y el trabajo en sí dentro de la Asociación. Después, dependiendo de la actividad, se les forma para las tareas en el Centro de Acogida, las terapias conductuales, las visitas de seguimiento... y, regularmente, tienen acceso a los cursos que facilita la Comunidad de Madrid.”

5. Compromiso y responsabilidad. Es muy importante que el voluntario se involucre en su trabajo, ya que su figura es el pilar fundamental sobre el que se sostiene el correcto funcionamiento de una protectora de animales. Sin voluntarios comprometidos y responsables, su labor no sería posible.

Actualizado: 25 de Febrero de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Diana Oliver

Periodista especializada en mascotas, maternidad e infancia y vida sana
Diana Oliver

PUBLICIDAD

Salud en cifras

3%
de los propietarios de una vivienda en alquiler admite que el inquilino tenga una mascota
'Fuente: 'Portal inmobiliario Idealista’ '

PUBLICIDAD