PUBLICIDAD

Mascotas
Responsabilidad civil del dueño de un perro
La responsabilidad civil ante los actos de un perro recae siempre en el propietario, con algunas excepciones recogidas por ley. Te explicamos qué ocurre si tu perro causa lesiones, destrozos, o provoca un accidente.
Escrito por Diana Oliver, Periodista especializada en mascotas, maternidad e infancia y vida sana

Reclamaciones judiciales por mordeduras o accidentes con perros

En cuanto a los casos más habituales de reclamaciones judiciales, la abogada relata que las más comunes son las lesiones a personas por mordeduras o por “derribar en su carrera” a niños o ancianos, los perjuicios a otros perros y los daños por accidente de tráfico.

En el caso de que nuestro perro muerda a una persona o a otro animal por la calle la responsabilidad que nos pueden exigir es fundamentalmente de tipo económico. “Dependiendo de las lesiones que tenga la víctima (si es humana) la cuantía será mayor o menor. Si se trata de un animal, habrá que valorar los gastos del tratamiento para sanar las lesiones, el valor del animal en caso de fallecimiento, incluso los daños morales causados al dueño”, explica. Y recalca que “si la lesión fuera dolosa (hostigada por el propietario) o por una negligencia grave (perro de raza peligrosa suelto y sin bozal) podría acarrear sanciones penales. Incluso pena de cárcel si la lesión fuera muy grave”.

En cuanto a los accidentes causados por animales, no es habitual en el caso de mascotas, pero sí en caso de caballos, vacas… por lo que, según Rosalina, habría que valorar los daños en los vehículos, las lesiones a las personas, y la diligencia que haya empleado el dueño a la hora de poder evitar o no que se produjese el hecho.

Pese a que, como apuntaba la letrada, los perros no suelen generar problemas graves, una de las mejores cosas que podemos hacer para evitar sustos es contratar un seguro para perros. Gracias a ellos, las compañías aseguradoras se hacen cargo de las indemnizaciones que nos pudieran reclamar en el caso de algún daño importante, accidente o agresión.

Para elegir el seguro adecuado, lo mejor es comparar precios en varias aseguradoras (el precio de este tipo de pólizas varía bastante de una compañía a otra). Los comparadores de precios en Internet son una buena forma de encontrar el seguro que más se ajusta a nuestras necesidades, pero también es conveniente consultar con nuestra compañía aseguradora de hogar, ya que muchas ofrecen la posibilidad de ampliar la póliza incluyendo a nuestras mascotas.

Con seguro o sin él, la abogada nos recuerda que “el dueño de un perro tiene que ser consciente de que es responsable de lo que haga su perro, como se es responsable de lo que hagan nuestros hijos.”

Actualizado: 8 de Septiembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Diana Oliver

Periodista especializada en mascotas, maternidad e infancia y vida sana
Diana Oliver

PUBLICIDAD

Salud en cifras

3%
de los propietarios de una vivienda en alquiler admite que el inquilino tenga una mascota
'Fuente: 'Portal inmobiliario Idealista’ '

PUBLICIDAD