PUBLICIDAD

Mascotas
Seguros para perros
Si vas a tener un perro, o ya convives con uno, te conviene contratar un seguro que cubra tanto los daños que pueda causar a otras personas, como las lesiones por accidente o problemas de salud. Estas claves te ayudarán a escogerlo.
Escrito por Eva Salabert, Periodista experta en salud

Requisitos y coberturas del seguro para perros

Requisitos y coberturas del seguro para perros

Las pólizas de seguro para perros suelen incluir los gastos de asistencia veterinaria por accidente o enfermedad.

Para poder contratar un seguro para el perro, las compañías exigen que se cumplan una serie de requisitos como:

  • El perro debe tener entre tres meses y nueve años, aunque a partir de 7 años de edad, muchas compañías no incluyen la asistencia veterinaria.
  • Para optar a la asistencia veterinaria es necesario, además, que presentes una declaración del estado de salud del animal.
  • El perro debe estar correctamente censado, identificado mediante un microchip, y cumplir con el calendario de vacunación oficial.
  • Hay coberturas especiales por el valor del perro, que dan derecho a una mayor indemnización en caso de enfermedad, pérdida, robo o muerte. En este caso se suelen solicitar documentos que acrediten dicho valor, como el pedigrí, la factura de compra o del coste del adiestramiento, premios que ha conseguido, etcétera.

Las coberturas que incluye normalmente una póliza de seguros para perros son:

  • Gastos de asistencia veterinaria por accidente o enfermedad (pruebas diagnósticas, asistencia, medicamentos, cirugía, hospitalización…).
  • Orientación veterinaria telefónica, e información sobre todo lo necesario para la mascota, desde las vacunas que necesita, hasta los centros donde le puedes llevar para que le adiestren.
  • Asistencia veterinaria a domicilio.
  • Sacrificio necesario por enfermedad o vejez y eliminación del cadáver.
  • Indemnización en caso de robo o pérdida, así como gastos que ocasione su búsqueda, como por ejemplo poner anuncios en prensa o radio que ayuden a encontrarlo.
  • Responsabilidad civil por daños a terceros, incluidos el asesoramiento y la defensa jurídica por denuncias.
  • Gastos de la estancia en una residencia canina por hospitalización del propietario.

Las indemnizaciones a las que dan derecho estas coberturas tienen un límite que depende del precio del seguro, pero también de lo que haya estipulado la compañía para no asumir riesgos excesivos. Por ejemplo, en el caso de contratar una póliza de modalidad básica con Mapfre, la cobertura de accidentes y robo cubre el valor del animal con un límite de 910 €, que es también el máximo que se abona en concepto de gastos veterinarios por siniestro. El resto de las coberturas también tienen un tope, por eso es muy importante leer bien los contratos y comparar la relación calidad-precio en las ofertas de las distintas empresas.

Actualizado: 25 de Febrero de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

3%
de los propietarios de una vivienda en alquiler admite que el inquilino tenga una mascota
'Fuente: 'Portal inmobiliario Idealista’ '

PUBLICIDAD