PUBLICIDAD

Mascotas
Higiene dental en el perro
La correcta higiene bucodental debe formar parte de los cuidados básicos de tu can, para evitar molestias y problemas de salud al animal. Te explicamos cómo limpiar dientes y boca a tu perro desde cachorro.
Escrito por Diana Oliver, Periodista especializada en mascotas, maternidad e infancia y vida sana

Cómo limpiar los dientes a nuestro perro

Para responder a la pregunta de cómo limpiar los dientes a nuestro perro, Jesús María Fernández Sánchez, vicepresidente de la SEOVE (Sociedad Española de Odontología y Cirugía Maxilofacial Veterinaria) y especialista en Odontología y Cirugía Maxilofacial Veterinaria, aconseja no forzar al perro ni luchar con él: “si en ese momento no se deja, lo mejor es esperar e intentarlo más tarde. Lo ideal es primero acostumbrar al perro, desde cachorro, a que le toquemos la boca, se la abramos, le pasemos el dedo por las encías, de esta forma, será mucho más fácil luego cepillarle los dientes. Lo que mejor funciona es usar primero una gasa seca y pasarla por la cara externa de los dientes, sin abrir la boca, solo levantando los labios, y de esta forma se arrastra y limpia mucho sarro. Luego aplicamos la pasta dentífrica sobre otra gasa limpia y repetimos la operación. Cuando lo hayamos hecho durante dos semanas, aproximadamente, el perro se habrá acostumbrado y podremos hacerlo con el cepillo dental, que debe ser de cerdas muy suaves”.

El mecanismo de cepillado de la dentadura de un perro es idéntico al de los humanos: de arriba hacia abajo y durante al menos un minuto, siendo lo ideal llegar a tres. Podemos sujetar suavemente el hocico del animal y empezar con los colmillos, después iremos avanzando suavemente hacia los dientes posteriores para terminar con los incisivos. El tiempo de cepillado aumenta según el animal va tolerando que manipulemos su boca; sólo es cuestión de paciencia y, por supuesto, de respeto a sus ritmos.

Si no hemos hecho esto desde el inicio, con el fin de evitar problemas lo aconsejable es combinar la limpieza en casa, siempre que sea posible, con la higiene dental en el veterinario, sobre todo, para los perros con problemas orales o a los que no cepillamos los dientes con frecuencia. Tenemos que tener en cuenta también que un buen complemento a la higiene es la elección de una dieta seca en lugar de alimentar a nuestro perro con comida enlatada o casera. El frotamiento que producen las bolas de alimento contra los dientes ayuda a prevenir la formación de sarro y placa bacteriana. Siempre teniendo en cuenta, por supuesto, que ese gesto no es ningún sustitutivo de una buena higiene bucal sino, como decíamos, un complemento.

El vicepresidente de la SEOVE explica también cómo actuar con aquellos perros que, a pesar de todas las recomendaciones para introducir de forma respetuosa el cepillado, y de haber comenzado desde cachorros, no se dejan cepillar los dientes. En estos casos “hay muchísimos productos, desde líquidos que se mezclan con el agua de bebida, polvos que se añaden a la comida, galletas para perros con efecto limpiador dental, piensos compuestos específicos para limpiar la boca y que acumulen menos sarro, pastas de dientes, geles antisépticos para aplicar en la boca, geles con ácido hialurónico, etcétera. Pero teniendo en cuenta siempre que ninguno de ellos tiene la misma eficacia que el cepillado ni, por ende, puede sustituirlo.”

Actualizado: 24 de Febrero de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Diana Oliver

Periodista especializada en mascotas, maternidad e infancia y vida sana
Diana Oliver

PUBLICIDAD

Salud en cifras

3%
de los propietarios de una vivienda en alquiler admite que el inquilino tenga una mascota
'Fuente: 'Portal inmobiliario Idealista’ '

PUBLICIDAD