PUBLICIDAD

Mascotas
Higiene dental en el perro
La correcta higiene bucodental debe formar parte de los cuidados básicos de tu can, para evitar molestias y problemas de salud al animal. Te explicamos cómo limpiar dientes y boca a tu perro desde cachorro.
Escrito por Diana Oliver, Periodista especializada en mascotas, maternidad e infancia y vida sana

Consecuencias de una deficiente higiene dental en el perro

Una veterinaria examina la boca de un perro

Si la enfermedad periodontal del perro progresa puede perder piezas dentales, o sufrir la debilitación de la mandíbula e, incluso, fracturas.

Una buena higiene dental del perro no sólo aumentará su calidad de vida, sino que le ayudará a evitar multitud de enfermedades asociadas a un incorrecto mantenimiento de su boca. El primer síntoma que delata que nuestra mascota no está recibiendo unos cuidados adecuados de su dentadura es la aparición de sarro. La veterinaria y miembro del equipo de expertos de EDUCAN, Tania Jasny, explica que “es recomendable prevenir el depósito de sarro sobre la superficie de los dientes (material compuesto de comida, bacterias y productos bacterianos), ya que es una de las causas de enfermedades bucales como la enfermedad periodontal”.

Es importante tener esto en cuenta porque si la enfermedad periodontal progresa, puede producirse destrucción del hueso alveolar, que constituye el sostén del diente, lo que ocasionaría no sólo la pérdida de la pieza dental, sino que podría debilitar la mandíbula e, incluso, provocarle fracturas. El especialista en Odontología y Cirugía Maxilofacial Veterinaria, Jesús María Fernández Sánchez, añade que “la importancia del cepillado dental radica en que hay numerosos estudios que correlacionan el grado de enfermedad periodontal (o suciedad de la boca) con enfermedades graves como problemas cardíacos, renales y hepáticos”.

Además del sarro, hay otros síntomas que alertan de una deficiente higiene dental del perro: gingivitis, periodontitis, halitosis, dolor, sangrado, o disminución de la ingesta de alimentos, entre otros. Por lo general, si el dueño desconoce la importancia de la correcta higiene de la boca del animal, y no se encarga de ella desde que el can es un cachorro, puede pasar desapercibida hasta que los síntomas son muy evidentes. La enfermedad o los problemas derivados acaban apareciendo si no se toman las medidas oportunas, puesto que es una patología que afecta a todos los perros en mayor o menor grado a lo largo de su vida.

Jesús María Fernández explica que “aunque cepillemos los dientes de nuestros perros, siempre al cabo de los años, acumularán sarro (unas razas mucho antes que otras, como ocurre con las razas pequeñas como el Yorkshire, Chihuahua, y las razas braquicéfalas como el Carlino, Bulldog, Bóxer) y necesitarán acudir a una clínica veterinaria donde haya un veterinario especialista en odontología que les pueda hacer un tratamiento periodontal profesional. De esta forma la boca queda perfectamente sana y limpia, pero no debemos olvidar que tan solo a las 48 horas después del tratamiento ya se empieza a acumular placa bacteriana y sarro, por lo que es importante el mantenimiento y la higiene del animal por parte del propietario”.

Actualizado: 2 de Enero de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Diana Oliver

Periodista especializada en mascotas, maternidad e infancia y vida sana
Diana Oliver

PUBLICIDAD

Salud en cifras

3%
de los propietarios de una vivienda en alquiler admite que el inquilino tenga una mascota
'Fuente: 'Portal inmobiliario Idealista’ '

PUBLICIDAD