PUBLICIDAD

Mascotas
Limpieza e higiene del acuario
Una rutina de mantenimiento del acuario es vital para los peces que habitan este pequeño ecosistema. Te contamos por qué es importante no descuidar una correcta limpieza del acuario y cómo llevarla a cabo.
Escrito por Diana Oliver, Periodista especializada en mascotas, maternidad e infancia y vida sana

El cambio del agua del acuario, un delicado ritual

El cambio del agua del acuario, un delicado ritual

Los tests de agua específicos para acuarios, permiten conocer el estado de la química del agua y facilitan el mantenimiento del ecosistema.

Es importante comprender que un acuario es un pequeño ecosistema en el que se desarrolla un ciclo biológico. Es por esto que requiere de un cambio parcial de agua, y no total, de forma que podamos controlar las cotas de amoniaco y nitritos, esenciales para la vida de los animales acuáticos. Debemos ser constantes y no podemos dejar que pase demasiado tiempo entre una limpieza y otra, ya que la suciedad podría acumularse hasta niveles dañinos para los peces.

Los expertos de AcuarioPlantado.com recomiendan mantener una rutina de cambios de agua. Para ello podemos, por ejemplo, cambiar semanalmente un 20% de agua para renovarla, añadiendo además (si es posible) micronutrientes para las plantas de acuario. La frecuencia de la limpieza y el porcentaje de cantidad de agua renovada son dos acciones que van irremediablemente unidas. Lo mejor es evitar tener que hacer grandes cambios de agua, de hecho, lo aconsejable es no quitar más de un 30%, es decir, que no pasen más de 20 días entre un cambio y otro, no sólo porque resulta mucho más dificultoso, sino porque puede ser estresante para los peces que ven como su hábitat desaparece de repente. Además, si cambiamos el agua en cantidades muy elevadas nos arriesgamos a dañar el ciclo biológico del acuario.

Se puede utilizar el agua del grifo, pero antes hay que comprobar si tiene una determinada concentración de cloro que, a la larga, puede ser nocivo para los peces. Por ello lo mejor es tratarla previamente con productos anticloro o, si preferimos evitar este gasto, bastará con dejar reposar el agua en algún recipiente durante al menos 24 horas. De esta forma el cloro se evaporará y podremos utilizarla sin riesgos; más económico y sencillo, imposible. Eso sí, es recomendable tener a mano algún tipo de producto anticloro por si surgiera alguna emergencia que nos obligara a realizar un cambio parcial de agua inmediato y no fuera posible esperar las 24 horas de reposo.

Una herramienta muy útil son los tests de agua específicos para acuarios, que permiten conocer el estado de la química del agua y facilitan el mantenimiento del ecosistema porque gracias a ellos podemos advertir rápidamente si nuestro acuario necesita un cambio parcial de agua urgente. De esta forma evitaremos emergencias o problemas importantes. Los tests de agua ofrecen información sobre dureza del agua, nitritos, nitratos, hierro, pH, amonio, cloro, oxígeno o dióxido de carbono, entre otros. 

Actualizado: 15 de Junio de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Diana Oliver

Periodista especializada en mascotas, maternidad e infancia y vida sana
Diana Oliver

PUBLICIDAD

Salud en cifras

3%
de los propietarios de una vivienda en alquiler admite que el inquilino tenga una mascota
'Fuente: 'Portal inmobiliario Idealista’ '

PUBLICIDAD