PUBLICIDAD

Mascotas
Limpieza e higiene del acuario
Una rutina de mantenimiento del acuario es vital para los peces que habitan este pequeño ecosistema. Te contamos por qué es importante no descuidar una correcta limpieza del acuario y cómo llevarla a cabo.
Escrito por Diana Oliver, Periodista especializada en mascotas, maternidad e infancia y vida sana

La importancia de un buen mantenimiento del acuario

La importancia de un buen mantenimiento del acuario

Un acuario es un ecosistema en miniatura en el que se desarrollan procesos biológicos, por lo que necesita un mantenimiento constante.

A menudo se piensa que los peces son las mascotas más fáciles de atender y que apenas dan trabajo; no hay que sacarles a pasear ni a correr, no hay que llevarles al veterinario (¡adiós a las vacunas, los chips y los antiparásitos!), y su alimentación es muy básica. Sin embargo, el cuidado de los animales acuáticos es más complejo de lo que parece. Un ejemplo es la laboriosa e imprescindible tarea de limpieza e higiene del acuario, fundamental para la vida de los peces que en él habitan y que requiere de constancia y dedicación. No hay que olvidar que un acuario es un ecosistema en el que todos los procesos vitales están relacionados entre sí. Te contamos todo lo que debes saber sobre su mantenimiento.

Un acuario es un ecosistema en miniatura en el que se desarrollan procesos biológicos, por lo que son necesarias ciertas condiciones que permitan su correcto funcionamiento, y necesita un mantenimiento constante: debemos asegurarnos diariamente de que todo marcha correctamente, solucionar los problemas que puedan surgir, y realizar una limpieza periódica que mantenga en buen estado el hábitat de los peces. El acuario no es sólo una urna de cristal con agua, sino que contiene elementos necesarios para su funcionamiento (filtro, el calentador o termómetro…) y accesorios decorativos (gravilla, objetos, plantas, troncos…), que también forman parte del ritual de mantenimiento.

La limpieza e higiene del acuario no consiste en sacar a los peces, vaciar el agua, limpiar, y llenar de nuevo la pecera. Como explica Iñigo López, fundador de AcuarioPlantado.com  (www.acuarioplantado.com) “para conseguir mantener el acuario en buenas condiciones de higiene debemos prestar atención a la filtración mecánica y biológica. La filtración mecánica se basa en hacer pasar el agua continuamente a través de un material filtrante, encargado de retener las partículas y desechos que contenga el agua. La filtración biológica es la que realiza la colonia bacteriana, encargada principalmente de descomponer los compuestos nitrogenados que se generan debido a los desechos producidos por los peces, transformándolos en otros compuestos inofensivos para ellos y aprovechables por las plantas de acuario.”

Iñigo también advierte de que no debemos pasar por alto el importante papel que desempeñan las plantas de acuario porque éstas también contribuyen a la limpieza del mismo, consumiendo de forma natural los compuestos de desecho y generando así el oxígeno que tanto necesitan los peces. Por último, es importante no olvidar realizar cambios parciales de agua periódicamente, ya que esta acción elimina más a fondo la suciedad manteniendo el ciclo biológico de este pequeño ecosistema.

También es interesante la utilización de herramientas como los aspiradores de fondo o de superficie para eliminar los residuos más escandalosos y los imanes antialgas, ideales para limpiar el vidrio del acuario (que suele ensuciarse por la presencia de algas). Sin olvidarnos, por supuesto, de la limpieza del filtro, porque para realizar una correcta higiene del acuario lo principal es disponer de un buen filtro (interno o externo), que sea capaz de filtrar aproximadamente cinco veces el volumen del agua del acuario en una hora. Este filtro habrá que limpiarlo periódicamente, y siempre con agua del mismo acuario para no dañar a las bacterias. “Muchas veces los acuarios vienen en kit con el filtro incluido, y es común que estos filtros no dispongan de la capacidad filtrante necesaria o el caudal adecuado, por eso es importante revisarlo y cambiarlo si es necesario, ya que es el elemento más importante del acuario” asegura Iñigo López.

En cuanto a la periodicidad de la limpieza depende de varios factores, como la cantidad y el tipo de animales acuáticos, el tamaño del acuario, o el tipo de vegetación que forme parte del ecosistema, aunque lo ideal es realizar una limpieza semanal del acuario. Lo más importante es ser constante y no descuidar su mantenimiento, ya que esto podría tener terribles consecuencias para los animales.

Actualizado: 26 de Agosto de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Diana Oliver

Periodista especializada en mascotas, maternidad e infancia y vida sana
Diana Oliver

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

3%
de los propietarios de una vivienda en alquiler admite que el inquilino tenga una mascota
'Fuente: 'Portal inmobiliario Idealista’ '