PUBLICIDAD

Mascotas
Consejos básicos para educar al perro en casa
El objetivo del adiestramiento de un cachorro es conseguir un perro equilibrado que conviva en armonía en el entorno familiar, se relacione bien con otros perros, y no tenga problemas de conducta.
Escrito por Elena Romero García, Veterinaria especialista en medicina de pequeños animales

El periodo de socialización del perro

Una familia da la bienvenida a su nuevo cachorro

La primera etapa de la vida de un cachorro y su relación con el medito determinarán su carácter de perro adulto.

A todos nos gusta tener un perro educado que pasea a nuestro lado, no hace sus necesidades en casa, se relaciona con los perros del parque, y es cariñoso con todas las personas que se acercan a él. Esto no es difícil de conseguir si se entiende que la educación del perro comienza a edades muy tempranas y los comportamientos, tanto deseados como indeseables, se fijan en un corto periodo.

La primera etapa de vida de un cachorro y su relación con el medio van a determinar caracteres muy importantes en el futuro adulto. En los primeros meses los perros crean una especie de norma con la que comparar el resto de sus vidas. Es lo que se denomina periodo de sociabilización y abarca desde que el cachorro tiene 21 días, momento en el que ha desarrollado por completo sus órganos de los sentidos y puede explorar el medio que le rodea, hasta las 12 semanas.

Por esta razón es muy importante dedicar nuestro tiempo a la educación del perro en esos primeros cuatro meses, pues nos asegurará un animal sociable con el resto de los de su especie y una buena relación con las personas, evitando problemas de comportamiento como las fobias y la agresividad.

Ante la llegada del cachorro a casa lo más importante es paciencia, paciencia y paciencia. Las actividades rutinarias y repetitivas, que proporcionaran al perro predicción del entorno, junto con el refuerzo positivo, en forma de golosinas, juguetes y caricias, serán nuestros aliados para ir modelando el futuro carácter de nuestro compañero.

Cuantas más cosas conozca y mas experiencias positivas sumemos en esta etapa, más sociable y educado será nuestro cachorro cuando se convierta en un adulto. De la misma manera, en la etapa de sociabilización es cuando se da la mayor capacidad de aprendizaje, por eso debes aprovechar para enseñarle ordenes básicas como ‘sentado’, ‘tumbado’ y ‘quieto’.

Actualizado: 12 de Noviembre de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD