PUBLICIDAD

Mascotas
Perros dependientes
Existen perros dependientes o demasiado apegados que no se separan jamás de sus cuidadores pero, ¿en qué consiste esa dependencia y por qué se produce? Te explicamos cómo la puedes evitar, o corregir.
Escrito por Diana Oliver, Periodista especializada en mascotas, maternidad e infancia y vida sana

Consejos para una correcta educación emocional del perro

Consejos para una correcta educación emocional del perro

Con una correcta educación del perro en casa evitarás problemas de dependencia emocional a futuro.

La prevención de conductas indeseadas siempre es mejor que la solución a un problema instaurado, por ello, es importante tener información previa sobre educación y comportamiento canino. Ayudarles desde cachorros a madurar permitiendo que tomen decisiones por sí solos ante situaciones nuevas, siendo siempre conscientes de qué nivel de dificultad son capaces de manejar en función de las herramientas de que dispongan en cada momento (ajustadas a factores como la edad o el temperamento), será fundamental para su correcta educación emocional. Pero hay más aspectos que podemos trabajar para una correcta educación del perro en casa que evite problemas de dependencia emocional a futuro. Para el educador canino titulado y etólogo canino Juan Carlos Castilla Elena es clave seguir estos consejos:

  1. Proporcionar al perro un lugar en el que se sienta seguro para que se quede allí cuando su amo se ausente de casa. Puede ser una habitación, su cama, o su transportín. Debemos ofrecerle su espacio para dormir, jugar y descansar; los perros necesitan privacidad y tiempo a solas.
  2. Dejar al perro juguetes de comida que le gusten, o juguetes interactivos, para que se mantenga ocupado cuando no estés.
  3. Acostumbrarlo desde los primeros meses a estar solo. Primero saliendo de la casa por periodos cortos de 5 minutos, 15 minutos, y así sucesivamente, hasta dejarlo solo una hora o más.
  4. Acostumbrar al perro a los estímulos que representan la partida del dueño: las llaves, la mochila, el abrigo, y más de mil movimientos, pueden indicar al perro que su dueño está a punto de salir de casa. Es una buena idea, por ejemplo, coger varias veces al día las llaves, la mochila, el abrigo, etcétera, abrir la puerta, después cerrarla y volver a dejar las llaves en su lugar. Este ejercicio sirve para desensibilizar sobre las señales que indican la partida del dueño, y su objetivo es lograr que dichas señales no provoquen excitación y ansiedad en el animal.
  5. Hay que evitar dormir con el perro, dormir en la misma habitación, que acceda al sofá donde nos sentamos, y que nos siga siempre por todas las zonas de la casa. Hay que delimitar espacios a donde pueda acompañarnos como, por ejemplo, no dejar que acceda al baño o a la cocina. Así aprenderá a que por estar en otra zona de la casa no le va a pasar nada.
  6. Hay que ser cariñoso con el perro, pero no en grado obsesivo, porque muchas veces nosotros los hacemos dependientes.
  7. En el día a día invitar al perro a que se vaya a descansar solo sin demandar nuestra atención a su área de descanso sin que exista contacto físico ni contacto visual directo.
  8. Tanto cuando nos marchamos, como cuando regresamos a casa, es recomendable dejar pasar unos minutos para que el perro vea la marcha y el regreso con naturalidad. Conviene dejar pasar unos minutos sin mirarle, sin tocarle y sin hablarle. Para el perro la despedida significa ansiedad y la llegada excitación. Saludarlo sólo cuando esté calmado es en cierto modo un premio.
  9. Si tu perro tiene un comportamiento destructivo, o hace pis o caca cuando le dejas solo, no le debes castigar, ya que con esa acción lo único que conseguirás es que su ansiedad aumente.
  10. Es muy positivo que aprenda a convivir en otros entornos y espacios en los que su propietario no esté presente.
  11. Es también interesante fomentar dentro de casa la interacción del perro con otras personas que no sean sus cuidadores.
  12. Por supuesto, no debemos olvidar la importancia del ejercicio físico en su día a día, ya que la actividad le ayuda a reducir la ansiedad que pueda sufrir al separarse de nosotros.

Actualizado: 24 de Octubre de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Diana Oliver

Periodista especializada en mascotas, maternidad e infancia y vida sana
Diana Oliver

PUBLICIDAD

Salud en cifras

3%
de los propietarios de una vivienda en alquiler admite que el inquilino tenga una mascota
'Fuente: 'Portal inmobiliario Idealista’ '

PUBLICIDAD