PUBLICIDAD

Mascotas
Consejos básicos para educar al perro en casa
El objetivo del adiestramiento de un cachorro es conseguir un perro equilibrado que conviva en armonía en el entorno familiar, se relacione bien con otros perros, y no tenga problemas de conducta.
Escrito por Elena Romero García, Veterinaria especialista en medicina de pequeños animales

¿Cuándo es el momento adecuado para adquirir un cachorro?

Cuando selecciones y adquieras a tu futuro cachorro, ya sea de un criador o de un particular, busca cachorros que hayan sido criados en casa, rodeados de la compañía y la influencia de las personas. Evita los cachorros que se han criado aislados, sin contacto con sus hermanos, o amamantados artificialmente.

Decantarse por un cachorro de raza o un mestizo no es determinante en su futura educación, pues el perro más selecto puede convertirse en un delincuente canino si no se familiariza y se le enseña adecuadamente. Si eliges un perro de raza es aconsejable que te documentes sobre las características, cualidades y problemas específicos de la misma.

El momento óptimo para adquirir un cachorro es cuando tiene ocho semanas. A esa edad ha tenido la suficiente interacción con la madre y el resto de la camada para que más adelante sepa cómo relacionarse y jugar con otros perros de forma segura. A la vez, es suficientemente joven como para formar fuertes lazos con los miembros de su nueva familia.

¿Qué hago cuando el cachorro llega a casa?

Es una buena idea restringir el espacio del cachorro, pues toda la casa puede ser excesivamente estimulante. Podemos usar una habitación de la casa, o limitar el espacio con vallas separadoras o un parque para cachorros En esa habitación debes tener una camita confortable, un bebedero de agua limpia y fresca, juguetes para mordisquear, y un lugar lo más alejado posible de la cama para hacer sus necesidades.

Manteniendo al cachorro en esa área controlada, cuando no estemos en casa evitaremos que el perro destroce el mobiliario o haga sus necesidades en cualquier lugar, y nos permitirá establecer una pauta de salidas para enseñarle a orinar en el exterior.

Los juguetes para perros que pueden ser rellenados con comida serán buenos aliados para canalizar la energía destructiva típica de los cachorros. Estos juguetes les entretienen y además premian el juego con trocitos de comida.

Es aconsejable una visita a tu veterinario de confianza en la primera semana de su llegada para una exploración general. Él te recomendará la alimentación más adecuada en función de su edad y raza. Además, te explicará la pauta de vacunación y desparasitación.

Actualizado: 31 de Julio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD