PUBLICIDAD

Mascotas
Cómo enseñar al cachorro a hacer sus necesidades fuera de casa
Para conseguir que tu perro haga sus necesidades en la calle debes educarle para ello desde que es un cachorro. La clave del éxito para conseguirlo es combinar la paciencia y la educación en positivo.
Escrito por Elena Romero García, Veterinaria especialista en medicina de pequeños animales

Enseña a tu cachorro a hacer sus necesidades en la calle

Un perro pasea por un parque sujeto por la correa

Para que al cachorro le resulte más fácil hacer las necesidades en el exterior es ideal que establezcas un horario fijo de salidas que le permitan predecir el paseo.

Hasta que no finalice el periodo de vacunación del cachorro no es recomendable sacarle a la calle porque sus defensas aún son inmaduras, de manera que durante este periodo es preciso recurrir al parque de cachorro para que haga sus necesidades. Terminadas las vacunas, el siguiente objetivo es que el cachorro aprenda a hacer pis o caca en la calle y no en casa.

Las primeras veces que sale a la calle es relativamente normal que no tengamos mucho éxito, porque para el cachorro todo es nuevo y hay un exceso de estímulos a su alrededor. Pero, en poco tiempo, verás que el perro se adapta a las novedades y empieza a construir su nueva rutina.

Para facilitar este aprendizaje es ideal que el propietario establezca un horario fijo de salidas que permita al perro predecir el paseo. El número de paseos diarios dependerá de la edad del cachorro, pues la capacidad de retención de la vejiga de la orina aumenta según van creciendo.

La rutina de la salida también es importante, lo mejor es llevarle rápidamente a la zona exterior donde queremos que haga sus necesidades, darle tiempo para que huela y premiarle una vez que lo haga con una galleta. Solo después de que lo haya hecho le daremos un paseo donde pueda explorar y relacionarse con otros perros, de esta manera aprenderá a hacerlo nada más bajar a la calle y nos aseguraremos de que no se despista con otras cosas.

Por último, con el fin de favorecer la adaptación, los primeros días podemos utilizar los empapadores o los periódicos —que usábamos en el parque— para ayudarle a hacerlo en el exterior. Podemos dejarlos en el suelo, pasear en círculo con el perro cerca de ellos y permitir que los huela para estimularlo.

Actualizado: 25 de Abril de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

3%
de los propietarios de una vivienda en alquiler admite que el inquilino tenga una mascota
'Fuente: 'Portal inmobiliario Idealista’ '

PUBLICIDAD