PUBLICIDAD

Mascotas
Qué hacer si encuentras un pájaro herido
Puede que alguna vez hayas encontrado un pájaro herido, doméstico o salvaje, y no hayas sabido cómo actuar. Estos consejos te ayudarán a evitar problemas y conseguir la correcta recuperación del ave.
Escrito por Diana Oliver, Periodista especializada en mascotas, maternidad e infancia y vida sana

Cómo recoger un pájaro herido

Un hombre sostiene a un pájaro herido entre sus manos

Las aves son animales delicados, por lo que si vamos a recoger un pájaro herido debemos tratarlo con extrema suavidad entre nuestras manos.

No es raro que alguna vez, paseando por la calle o por el campo, te hayas encontrado un pájaro herido o caído del nido. Es una situación muy habitual pero ante la cual es recomendable tener algunas nociones sobre cómo actuar para que el animal no sufra más daño y se pueda recuperar como, por ejemplo, manipularlo con precaución, no ponerle agua, o acudir a un veterinario o centro de recuperación de aves si observamos que las heridas pueden ser realmente graves y no vamos a poder atenderle. Os contamos qué acciones son esenciales si encontráis un pájaro herido a vuestro paso.

Cómo recoger un pájaro herido

Actuar con calma y precaución son dos requisitos esenciales si de verdad queremos socorrer a un animal herido. En el caso de las aves, además, entra en juego cierto desconocimiento hacia ellas, lo que puede provocar males mayores cuando intentamos ayudar. Laura Elorza, bióloga del Centro de Recuperación de Fauna Silvestre Mártioda (Álava), nos explica que lo primero que debemos hacer si encontramos un pájaro herido es “intentar identificar el grupo zoológico al que pertenece el animal, y hacer una primera valoración de la situación y gravedad. En caso de valorar que su manejo no es peligroso, ni para él ni para nosotros, podemos recogerlo y llevarlo al centro de recuperación de fauna silvestre de nuestra provincia”. Por su parte, Chiqui Aprea, Educador Medioambiental de la Granja Escuela El Palomar, nos recomienda que en el caso de encontrar un pájaro herido, y no saber cómo actuar o ponernos nerviosos, “lo mejor es llevarlo a cualquier centro de recogida de animales o veterinario” y nos advierte de que hay que tener especial cuidado con los vencejos, una especie de pájaro que “a menudo cae al suelo y, como tienen las patas atrofiadas y no pueden despegar, la gente piensa que están heridos y se los llevan. Solo tendríamos que lanzarlos al aire para que puedan volar”.

Las aves son animales delicados, por lo que si vamos a recoger un pájaro herido debemos tratarlo con extrema suavidad entre nuestras manos. Si está asustado y dolorido puede que nos haga daño con el pico o las patas, por lo que es aconsejable que si tienes oportunidad protejas tus manos antes de cogerlo; para ello puedes usar unos guantes, un pañuelo, o un trapo. Debemos observar cuidadosamente el aspecto externo del pájaro para comprobar qué tipo de heridas tiene, e identificar si ha sufrido alguna lesión en las patas o las alas. Si son heridas o lesiones que puedes curar en casa, adelante, pero si observas que la situación es más grave, o que puede tener lesiones internas, lo mejor es acudir, como bien nos comentaba Chiqui, a cualquier centro especializado en recogida de animales o, en su defecto, a un médico veterinario. Allí podrán ofrecerle los cuidados que a nosotros se nos escapan.

Debemos tener en cuenta que cuando los pájaros domésticos se pierden y acaban heridos lo tienen más difícil para sobrevivir si no les ayudamos. El motivo no es otro que su confianza: están habituados al trato con los humanos, por lo que son fácilmente reconocibles por ser más confiados que los que viven en libertad. Podemos llevarlo con nosotros si vamos a poder hacernos cargo de él mientras buscamos a sus dueños. Puede ser útil poner carteles en la zona. Si no aparecen, y no podemos hacernos cargo de él, lo mejor es llevarle a alguna protectora de animales, porque tendría muy difícil su supervivencia en libertad.

Es importante nuestra ayuda también en el caso de pájaros recién nacidos caídos del nido. Si bien Chiqui Aprea nos informa de que lo ideal ante esa situación es “intentar volver a dejarlo en el nido y, si no es posible, dejarlo en algún sitio alto para que sus padres le encuentren y le puedan seguir cuidando”, Laura Elorza profundiza un poco más y nos explica que “en el caso de tratarse de un pollo en sus primeras incursiones fuera del nido, irá siguiendo a los padres y aun dependerá de ellos un tiempo hasta aprender a valerse totalmente por sí mismo, por lo que realmente no necesitará de nuestra ayuda, ya que es parte de su desarrollo”. Para reconocer esta situación, y descartar que se trate de un pollo verdaderamente huérfano, nos invita simplemente a hacer un ejercicio de observación. La bióloga del Centro de Recuperación de Fauna Silvestre Mártioda comparte la misma opinión que Chiqui, y nos advierte de que si se tratara de un pollo demasiado joven para haber abandonado el nido (aún en plumón, o incluso con el cuerpo desnudo o los ojos cerrados), “podemos tratar de devolverlo al nido para que se desarrolle con naturalidad, o entregarlo en un centro de recuperación de fauna silvestre para que se encarguen de su crianza y aprendizaje”.

Por último, saber que si encontramos aves salvajes protegidas es incuestionable que se debe acudir a ayuda especializada, como el SEPRONA, o centros de recuperación específicos donde puedan realmente ayudar al animal y devolverle a su hábitat cuando esté totalmente recuperado. En este caso suelen ser aves de mayor tamaño, por lo que la recogida puede ser más laboriosa o peligrosa. Podemos emplear una manta que le cubra todo el cuerpo, y después meter al ave con cuidado en una caja de cartón con agujeros para transportarla hasta el centro o, si vemos que es demasiado peligroso o no contamos con los medios necesarios, llamarles directamente por teléfono para que sean ellos mismos quienes se encarguen del proceso. Según nos cuenta Laura Elorza, “hay un centro de recuperación prácticamente en cada provincia, y los podemos encontrar en la web de GREFA, o a través de los teléfonos de atención ciudadana (112, 092)”.

Actualizado: 10 de Junio de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Diana Oliver

Periodista especializada en mascotas, maternidad e infancia y vida sana
Diana Oliver

PUBLICIDAD

Entrevista con el experto

Entrevista a Carlos Rodríguez, veterinario experto en adopción animal

El veterinario Carlos Rodríguez ha escrito una guía de adopción responsable de mascotas, para fomentar esta alternativa solidaria y facilitar la integración del animal.

Carlos Rodríguez

Veterinario, Presidente de Mascoteros Solidarios y autor de ‘Llévame contigo’, una guía de adopción responsable
"Debería ser condición sine qua non que a las personas que quieran convertirse en futuros dueños de una mascota se les proporcionara una formación básica sobre ese animal y los cuidados y la educación que necesita"

PUBLICIDAD

Salud en cifras

3%
de los propietarios de una vivienda en alquiler admite que el inquilino tenga una mascota
'Fuente: 'Portal inmobiliario Idealista’ '